Valencia trata de retener a MSC mientras presiona para que el Gobierno desbloquee la ampliacin del Puerto



Actualizado

La naviera se abre a reconsiderar su decisin de no implantarse en la zona logstica portuaria pero exige «garantas» al Ayuntamiento tras su promesa de acelerar la licencia

Barco de MSC descargando contenedores.EUGENIO TORRES
  • Economa MSC paraliza una inversin de 90 millones en el Puerto de Valencia: «No es fcil defender inversiones en Espaa»

MSC solt la bomba una semana. El presidente de MSC Espaa, Francisco Lorente, comunicaba a la Autoridad Portuaria de Valencia que renunciaba definitivamente a instalarse en la Zona de Actividades Logsticas (ZAL). La naviera italo-suiza, que adems tiene bloqueada una inversin millonaria en la nueva terminal de contenedores del Puerto a falta del visto bueno del Gobierno de Espaa a la ampliacin, esgrima «cansancio y agotamiento» y avisaba: «No se puede estar tanto tiempo jugando con grandes proyectos». Dicho con otras palabras, hoy es el portazo a la ZAL y maana, quin sabe si a la nueva terminal del Puerto.

Sin embargo, la multinacional y principal operadora del Puerto de Valencia est dispuesta a reconsiderar su postura, segn avanz ayer el propio Lorente. El directivo de MSC reconoci el inters -«por no decir presiones»- de la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia por mantener a la naviera en la rbita del Puerto. Para ello, el consistorio valenciano trabaja ya en la licencia que permitira a MSC seguir adelante con su inversin de 90 millones.

«Si nos dan licencia en la ZAL, elegiramos la ZAL porque es nuestra primera opcin, pero no podemos esperar eternamente», afirm Lorente. MSC da un plazo de tres meses al Ayuntamiento para tener lista la licencia. Y pone otra condicin sobre la mesa: la «garanta» de que esa licencia ir acompaada de una «carta de responsabilidad» que exima a la naviera de cualquier contratiempo en caso de que el conflicto judicial que pesa sobre la ZAL no se resuelva.

Porque es aqu donde est el problema que explica la parlisis de esta zona logstica en los ltimos aos. Fuentes municipales confirman que es posible desatascar la licencia porque sobre la ZAL no pesan en realidad medidas cautelares. Hay que tener en cuenta que el embrollo con esta zona logstica tiene su origen en que se urbaniz sobre terrenos de especial proteccin agrcola. De ah que el plan urbanstico de la ZAL fuese anulado por el Tribunal Supremo, en una sentencia que ha recurrido el Gobierno valenciano.

En paralelo, la entidad vecinal Per l’Horta ha recurrido la reurbanizacin de la ZAL, por lo que Lorente admiti que MSC sigue «escuchando ofertas». Desde la multinacional se asegura que barajan hasta 14 emplazamientos alternativos a la ZAL. Se trata de parcelas de 40.000 metros cuadrados en zona industrial y con buenos accesos.

La judicializacin de la ZAL, sin embargo, no impide tramitar licencias, a juicio del actual consistorio valenciano, a pesar de que Comproms ha pedido ahora precisamente aprovechar la decisin de MSC de abandonar estos terrenos para «revertir las agresiones» que sufrieron en su da los vecinos de la zona y «renaturalizar un polgono industrial que no tiene ningn sentido».

El diagnstico que se hace en las oficinas valencianas, donde MSC tiene la sede central en Espaa, es que el anterior gobierno de Comproms y PSOE no tena ningn inters en sacar determinados proyectos empresariales adelante. En el caso del Puerto, Comproms -e incluso la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Daz– siempre ha mostrado su rechazo a completar la ampliacin con la terminal norte de contenedores, cuya puesta en marcha es el principal objetivo de MSC.

La multinacional mueve en la actualidad tres millones de contenedores, mientras que con la nueva terminal norte espera alcanzar los cinco millones. Es lo que explica que Lorente, en el fondo, vincule ambos proyectos estratgicos: «La alternativa a la ZAL existe, pero la alternativa a la ampliacin del Puerto no». Sus palabras solo cabe interpretarlas de una forma: MSC tiene margen para buscar en el rea metropolitana de Valencia un nuevo emplazamiento para sus naves logsticas, pero si la ampliacin del Puerto se bloquea, habra que hablar entonces de «otra geografa» para sus operaciones.

Aun as, en MSC se confa en que el Consejo de Ministros apriete el botn verde antes de Navidad o a principios de 2024. «Nos dicen que est en el horno», segn Lorente, que no duda de que la interlocucin con el nuevo ministro de Transportes, scar Puente, ser fluida. En todo caso, si en los planes iniciales de MSC se contemplaba una inversin de 1.050 millones de euros, tras los retrasos esta cifra podra verse incrementada hasta los 1.600 millones de euros.

En www.elmundo.es