qué CCAA deflactarán el IRPF en 2024 y cuáles aplicarán rebajas fiscales

qué CCAA deflactarán el IRPF en 2024 y cuáles aplicarán rebajas fiscales


ShopyMoon - Climatización & Hogar

Cinco comunidades han decidido deflactar el tramo autonómico del IRPF en 2024 para compensar la subida de precios, mientras las otras regiones han rechazado la medida pero no renuncian a aplicar rebajas de tipos o deducciones para aliviar al contribuyente.

La deflactación de la tarifa del IRPF es una de las medidas que el PP demanda al Gobierno para evitar que las subidas salariales en contexto de inflación impliquen tributar más al contribuyente (al saltar de tramo), pero el Ejecutivo, ahora en funciones, insiste en que sus medidas fiscales para las rentas bajas permiten ahorros diez veces mayores. ¿Cómo queda el mapa de cara al próximo año?

Deflactarán el IRPF Madrid, País Vasco, Canarias, Aragón y Navarra

Según han expresado los ejecutivos autonómicos, la Comunidad de Madrid (PP), País Vasco (PNV-PSE) y Canarias (CC-PP-AHI-ASG) volverán a deflactar el próximo año sus tramos del IRPF, y a ellas se unirán Aragón (PP-Vox) y Navarra (PSN-GBai-CN/ZN), recoge Efe. En concreto Madrid -habitualmente al frente de la carrera por las rebajas fiscales- ha iniciado la tramitación de una nueva deflactación de la tarifa autonómica del IRPF con la que prevé ahorrar 153 millones de euros a sus 3,5 millones de contribuyentes; el ejecutivo vasco ha anunciado oficialmente una deflactación del 2,5% el próximo año; Aragón ha avanzado que «la previsión es incluir dentro de los Presupuestos de 2024 una deflactación del 5% del IRPF para compensar la subida del IPC» a 770.000 contribuyentes; y Canarias deflactará de nuevo la tarifa del IRPF en el proyecto de presupuesto de 2024.

Navarra (PSOE), por su parte, planteará una reforma fiscal con «medidas necesarias en este contexto de inflación», que incluyen la deflactación de la tarifa de la renta el próximo ejercicio.

Andalucía y Murcia se lo piensan; Galicia se cae del plan

De las otras tres comunidades que deflactaron el tramo autonómico del IRPF en 2023 (todas dirigidas por el PP), Andalucía está valorando en esta ocasión qué disposiciones adoptar (ya deflactó este año en un 4,3%, pero va a esperar «a ver cómo evolucionan los ingresos y monitorizarlos») y Murcia, que este año deflactó con un impacto de alrededor de 10 millones de euros, ha preferido no avanzar su medidas para compensar el IPC. En el ‘no’ están Galicia, que no repetirá estrategia (este año lo deflactó para los tres primeros tramos) y continuará con la senda de rebajas fiscales.

También seguirán la senda de las rebajas fiscales otras regiones ‘populares’: Baleares, Cantabria, Comunidad Valenciana, Extremadura, Castilla y León y La Rioja. Más en detalle, el Govern balear del PP ha preferido una bajada del tramo autonómico del IRPF en medio punto para quienes ganen menos de 30.000 euros anuales y de 0,25 puntos para las rentas superiores, y el de Cantabria ha diseñado una rebaja en todos los tributos para aligerar la carga fiscal de los ciudadanos en 90 millones de euros al año. En el caso de la Generalitat valenciana, incorporará a la Ley de Acompañamiento seis nuevas deducciones en el IRPF para los contribuyentes con rentas más bajas, con un ahorro estimado de hasta 180,2 millones de euros, y el ejecutivo extremeño ha reducido los tipos de los dos primeros tramos al 8 y al 10 %.

Castilla y León ya descartó la deflactación el pasado año en favor de tocar los mínimos exentos o aplicar otras fórmulas de bonificación fiscal, y La Rioja ha previsto la reducción del IRPF para 175.378 contribuyentes hasta situar su marco fiscal (en el tramo autonómico del IRPF) como el más bajo de España.

Asturias y Castilla-La Mancha tampoco deflactarán el IRPF; Cataluña, tampoco

Dos de las tres comunidades del PSOE, han optado por las rebajas fiscales: Asturias se mantendrá en la autodenominada «vía fiscal asturiana» que, frente a una deflactación generalizada en el IRPF, plantea deducciones y bonificaciones a las clases medias y trabajadoras que en 2022 rondaron los 32 millones de euros, mientras Castilla-La Mancha rechaza el plan por considerarlo «regresivo» y perjudicar a los servicios públicos fundamentales.

El Govern catalán (ERC), por su parte, aún trabaja en los Presupuestos, pero siempre ha dicho que deflactar restaría 54 millones a cambio de un impacto «irrisorio» sobre los ciudadanos: apenas tres euros en las rentas bajas.

En www.eleconomista.es