Madrid recuperará al completo Patrimonio mientras decide cómo compensar a los ricos | Economía nacional e internacional

Madrid recuperará al completo Patrimonio mientras decide cómo compensar a los ricos | Economía nacional e internacional


ShopyMoon - Climatización & Hogar

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE/Sergio PérezSergio Pérez (EFE)

Sorpresa en la Comunidad de Madrid. La región gobernada por Isabel Díaz Ayuso recuperará el impuesto sobre el patrimonio en su totalidad y no únicamente para las fortunas de más de 3,7 millones de euros, tal y como había dicho en un primer momento la propia presidenta con el objetivo de que las arcas madrileñas se queden con una recaudación que de otra forma iría a parar a Hacienda. Así lo recoge la proposición de ley por la que se modifica de manera temporal la bonificación vigente en Patrimonio, a la que ha tenido acceso este diario y en la que no se exonera de tributar a los altos contribuyentes con menos de tres millones de euros.

Según el articulado de ley presentado en la Asamblea por el Grupo Popular, “mientras esté vigente” el nuevo tributo sobre las grandes fortunas no será aplicable la bonificación general establecida en el gravamen original. En su lugar, prosigue el documento, el contribuyente que pague el impuesto temporal podrá aplicar una bonificación autonómica determinada por la diferencia entre la cuota íntegra de Patrimonio y la cuota íntegra de la nueva figura. Es decir, aquellas fortunas que se sitúen por debajo del umbral a partir del cual empieza a operar el nuevo impuesto (en la práctica, 3,7 millones de euros) también tendrán que abonar Patrimonio a la región central.

El martes, tras el aval del Tribunal Constitucional al nuevo impuesto sobre las grandes fortunas, Díaz Ayuso avanzó que Madrid modificaría la rebaja en Patrimonio –del 100% desde hace más de 10 años– a los afectados por el gravamen estatal. En paralelo, añadió que los declarantes con patrimonios entre 700.000 y tres millones de euros seguirían disfrutando del descuento total. El movimiento se hace para que la recaudación por Patrimonio se quede en la región central, ya que la del impuesto sobre las grandes fortunas va a parar a Hacienda.

“La Comunidad de Madrid va a asumir de manera transitoria la recaudación derivada del Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas, aprobado por el Gobierno central, para destinarlo a continuar con bajadas fiscales en la región. Para ello, modificará la bonificación del tributo sobre el Patrimonio a los ya afectados por la medida estatal”, explicaba el Gobierno regional en una nota remitida ayer.

De las palabras de Díaz Ayuso se intuía que Madrid reactivaría el tributo original manteniendo la bonificación del 100% para los patrimonios de menos de tres millones o estableciendo un mínimo exento por valor de esa misma cantidad para que estos contribuyentes no tuviesen que pagar nada. Sin embargo, el articulado del proyecto de ley es tajante y no incluye ninguna de estas fórmulas. Únicamente elimina la bonificación con carácter general.

Desde la Puerta del Sol explican que se va a “modificar la bonificación actual, para todos, pero los que no están afectados por el impuesto de grandes fortunas no lo van a notar porque seguirán exentos de pagar patrimonio”. Las mismas fuentes indican que el texto oficial presentado en la Asamblea no tiene “ese grado de detalle”, pero que el objetivo es que los patrimonios de menos de tres millones no se vean afectados y que se diseñe una compensación fiscal para aquellos que van a tener que pagar.

Los abogados y asesores fiscales consultados entendían, a raíz de las palabras de Díaz Ayuso, que el Ejecutivo regional establecería un mínimo exento en Patrimonio hasta el mínimo por el que empieza a funcionar el impuesto de grandes fortunas. “Lo más lógico, teniendo en cuenta lo que dijo Madrid, habría sido recuperar el impuesto y fijar un mínimo exento hasta los 3,7 millones para, a partir de ahí, establecer un descuento si el contribuyente también tenía que pagar grandes fortunas”, explica Rubén Gimeno, secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

Ahora, con el texto oficial en la mano y a la espera de posibles modificaciones, todos los grandes patrimonios madrileños tendrán que pagar por su riqueza y los más superiores recibirán una quita proporcional si también tienen que tributar por grandes fortunas.

En este punto, Gimeno recalca un error en el articulado del texto presentado en la Asamblea por el Grupo Popular madrileño. El documento recoge que el contribuyente podrá aplicar una bonificación autonómica determinada por la diferencia, “si la hubiere”, entre la cuota íntegra de Patrimonio y la cuota íntegra del impuesto temporal. El problema, prosigue, es que el impuesto de grandes fortunas se liquida el 31 de julio y el de patrimonio, el 30 de junio, por lo que “pagas Patrimonio y no puedes descontarte Grandes Fortunas, porque aún no lo has abonado”. Esto llevará, añade, a que los contribuyentes tengan que presentar una solicitud de rectificación, algo que a efectos tributarios “no tiene sentido”.

El PSOE pide recuperar el tributo para las grandes riquezas

Ante el anuncio inicial de Madrid, el grupo socialista regional ha instado al Gobierno de Díaz Ayuso a “recuperar el impuesto de patrimonio para rentas superiores a 3 millones de euros, suprimiendo la actual bonificación del 100% en el impuesto a partir de dicho tramo, aplicando el tipo de gravamen correspondiente”, según la proposición que será presentada hoy a la Asamblea. El impuesto sobre el patrimonio es un tributo de naturaleza estatal cuya gestión y recaudación están cedidas a las comunidades autónomas. En Madrid, está bonificado al 100% desde el año 2011, lo que en la práctica supone que no tiene efectos. Esta medida fue imitada recientemente por otras regiones como Andalucía, Murcia y, en menor grado, Galicia, algo que llevó al Gobierno central a diseñar el impuesto temporal sobre las grandes fortunas con la excusa de la crisis inflacionista. El objetivo de Hacienda, además de recaudar en estas regiones, era dar un golpe a las políticas fiscales de las comunidades del PP.

Según los datos publicados por Hacienda en septiembre, el nuevo impuesto recaudó en 2022 –en su primer año de aplicación– un total de 623,6 millones de euros provenientes de 12.010 grandes patrimonios de todo el país. De todos ellos, 10.302 (el 85%) estaban afincados en la región central y pagaron 555 millones, el 89% del conjunto de los ingresos. Por todo ello, según dijo Díaz Ayuso, el nuevo gravamen va “contra el patrimonio, el trabajo y el esfuerzo del contribuyente madrileño”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

En cincodias.elpais.com

ShopyMoon - Climatización & Hogar