Las hipotecas vuelven a caer más de un 20% en agosto y los tipos de interés se disparan otro 66%







La firma de hipotecas sobre viviendas bajó un 22,7% interanual en agosto, para encadenar así seis meses de caídas de más de dos dígitos, en paralelo a la rápida subida de los tipos de interés que se aplican a estos préstamos, que se dispararon un 66%. Según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en agosto se firmaron concretamente 28.344 hipotecas sobre viviendas, lo que supone un 3% menos que en julio.

En comparación con un año antes, el número de hipotecas firmadas cada mes lleva disminuyendo siete meses consecutivos y, de no ser por el repunte de enero (cuando se registró un incremento puntual del 2,9 %), acumularía todo 2023 en negativo. Ya en diciembre de 2022 se registró la primera caída (-8,9 %) desde febrero de 2021, cuando acabaron las drásticas caídas que provocó la irrupción de la pandemia. A continuación, y durante buena parte de 2021 la recuperación fue muy pronunciada, ya que se comparaba con las bajísimas cifras de la pandemia.

En el verano de 2022 los tipos de interés empezaron a subir y eso contribuyó a enfriar el mercado, lo que se está traduciendo ahora en estas caídas, cada vez más pronunciadas y que el pasado mayo llegó a ser del 24%. Así, la de agosto ha sido la segunda caída en la firma de hipotecas sobre viviendas más pronunciada en lo que va de año e, incluso, desde enero de 2021 (cuando se registró un descenso superior al 30%).

Tras la política de subidas de tipos de interés llevada a cabo por el Banco Central Europeo (BCE) para intentar contener la inflación y la evolución del Euríbor, el tipo de interés medio para el total de préstamos hipotecarios se situó en el 3,62% en agosto, su cifra más elevada desde octubre de 2014, con un plazo medio de 23 años.

Por comunidades autónomas

Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en agosto fueron Andalucía (6.046), Cataluña (4.472) y Madrid (4.139). Asimismo, las regiones en las que se prestó más capital para la constitución de hipotecas sobre viviendas fueron Madrid (853,3 millones de euros), Andalucía (788,9 millones) y Cataluña (694,6 millones).

Sólo en dos comunidades se firmaron el pasado mes de agosto más hipotecas sobre viviendas que en el mismo mes de 2022: Canarias, con un avance del 11,8%, y Murcia (+4%). En el resto de regiones se registraron descensos interanuales, especialmente en Cantabria (-34,9%), Madrid (-31,4%) y Comunidad Valenciana (-30,6%).

Los tipos suben en torno al 70%

Los nuevos préstamos de agosto se concedieron a plazo medio de 24 años y a un tipo medio inicial del 3,25 %, lo que supone 1,3 puntos porcentuales más que en agosto de 2022 y un incremento interanual del 66,4%. Esta subida está en línea con las registradas prácticamente en todo lo que va de año: en enero se incrementaron un 43% y ya desde entonces todos los meses se han incrementado más del 65%. En junio el avance rozó el 75%.

Respecto a los tipos de interés aplicados a las hipotecas firmadas en agosto para comprar alguna vivienda, el 42,1% se constituyó a tipo variable, y el 57,9%, a tipo fijo. En promedio, el tipo de interés medio al inicio es del 2,89 % para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 3,54% para las de tipo fijo.

El número total de hipotecas con cambios en sus condiciones inscritas en los registros de la propiedad (tanto sobre viviendas como sobre fincas rústicas o urbanas) fue de 10.474, lo que supone un 4,5% más que en agosto de 2022. Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, en agosto se produjeron 8.270 novaciones (modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un aumento anual del 4,1%.

Por su parte, el número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) aumentó un 32 %, mientras que el de hipotecas en las que cambia el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) disminuyó un 47,5%.

Importe de las hipotecas, un 3,7% menos

Al igual que ha bajado con fuerza el número de hipotecas firmadas para comprar viviendas, también lo ha hecho el importe conjunto que los bancos han prestado para ello. Concretamente un 26,2% hasta los 3.916 millones de euros.

Por su parte, el valor de las hipotecas constituidas sobre fincas urbanas (no sobre viviendas) sólo cayó un 9,7%, hasta los 6.535,5 millones, y el destinado a fincas rústicas retrocedió un 29,6 %, hasta los 129,1 millones. Por lo que se refiere al importe medio de cada una de las hipotecas sobre el total de fincas inscritas en los registros de la propiedad en agosto (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) fue de 183.498 euros, un 18,7% superior al del mismo mes de 2022.

En cambio, el importe de las hipotecas destinadas a la compra de viviendas retrocedió un 4,6%, hasta los 138.171 euros, y el destinado a las fincas rústicas descendió un 3,9%, mientras que el concedido para fincas urbanas se elevó un 19,3%.

En www.rtve.es