Lagarde confirma que los tipos siguen al alza

[ad_1]




La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha confirmado en la segunda jornada del foro de Sintra, que habrá una nueva subida de tipos de interés en julio y que es pronto para frenar y alcanzar el pico de subidas.

«Es poco probable que en un futuro próximo el banco central pueda afirmar con plena confianza que se han alcanzado los tipos máximos«, apunta en el foro anual del BCE que se celebra en Portugal.

Lagarde ratifica que el banco «seguirá subiendo los tipos en julio» para combatir la inflación -que se ha vuelto «más persistente»– a menos que se produzca un «cambio importante» en las perspectivas.

Política restrictiva

Y ha insistido en que la política monetaria se mantendrá en niveles restrictivos «todo el tiempo que sea necesario», para no alimentar expectativas de que se empezarán a bajar los tipos rápido y dejar tiempo a las medidas para materializar sus efectos.

«Todavía no podemos cantar victoria«, avisa la presidenta del BCE, que señala que, aunque desde el pasado julio el banco ha subido sus tipos en 400 puntos básicos para que la inflación vuelva al objetivo del 2%, aún no se ha visto el «impacto total» de estas medidas y queda trabajo por hacer.

«Establecer el nivel y la duración correctos será fundamental para nuestra política monetaria a medida que continuamos con el ciclo de ajuste», ha matizado.

Recuperación salarial

Lagarde identifica dos factores de incertidumbre, uno de ellos sobre hasta cuándo persistirá la inflación, por lo que el nivel en el que los tipos de interés alcancen su punto máximo dependerá de la evolución económica y tendrá que ser reevaluado «continuamente».También hay dudas sobre la fuerza con la que la política monetaria se transmite a la economía.

«Debemos asegurarnos de que las expectativas de inflación permanezcan ancladas mientras se desarrolla el proceso de recuperación salarial«, considera Lagarde. Y alerta de que, aunque actualmente el BCE no ve «una espiral de salarios y precios», «cuanto más tiempo permanezca la inflación por encima del objetivo, mayores serán los riesgos».

El BCE quiere asegurarse de que las empresas absorban los costes laborales crecientes en sus márgenes. «Si la política monetaria es lo suficientemente restrictiva, la economía puede lograr una deflación general mientras los salarios reales recuperan parte de sus pérdidas», afirma.

Compromiso con el 2% de inflación

El banco central está «comprometido» a regresar a la meta del 2% de inflación a medio plazo «pase lo que pase«.

El foro del BCE reúne cada año en Sintra a gobernadores de bancos centrales, académicos y representantes del sector financiero para debatir sobre política monetaria, esta vez con la estabilización en un ambiente de inflación volátil como hilo conductor.

Este año, la cita se celebra menos de dos semanas después de que el BCE subiese los tipos de interés un cuarto de punto, hasta el 4%, un nivel no alcanzado desde la adopción del euro.

El miércoles, el foro contará con un panel de política monetaria que juntará a Lagarde con el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome Powell; y los gobernadores del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, y de Japón, Kazuo Ueda.

El evento se realiza desde 2013 en la Sintra y replica un modelo que la Fed lleva a cabo desde 1978 en Jackson Hole.

En www.rtve.es