La reforma laboral catapultó el salario de los contratos temporales un 25%, hasta 25.097 euros

La reforma laboral catapultó el salario de los contratos temporales un 25%, hasta 25.097 euros


ShopyMoon - Climatización & Hogar

El salario medio por trabajador se situó en 2022 en 26.948,87 euros tras aumentar un 4,07% respecto al año anterior, cuando se revalorizó un 2,9% hasta los 25.896 euros. El aumento del ritmo de subida esconde, sin embargo, llamativas diferencias que se hacen evidentes según desde el flanco desde que se observen los datos: el salario las mujeres cobraron por debajo de ese sueldo medio, en la comparativa por sexo, y los hosteleros salen perdiendo en el marco de las actividades económicas.

El avance de la Encuesta Anual de Estructura Salarial que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) pone nombre a la situación salarial en España en 2022, el año del portazo definitivo a la pandemia en el que aún coleaban algunas consecuencias económicas del confinamiento y, sobre todo, el año de la reforma laboral.

El peso de los contratos es especialmente relevante en esta encuesta salarial. La persecución de la reforma laboral contra la temporalidad se deja notar primero, en el total de contratos temporales, que pasaron de suponer el 18,3% en 2021 al 11,7% en 2022. Coincidiendo con la entrada en vigor de la norma, el salario anual medio de los contratos temporales aumentó un 25,5% respecto a 2021, hasta los 25.097 euros. El INE recuerda que la reforma laboral dio lugar a que un número significativo de contratos temporales se convirtieran en indefinidos mediante la figura del contrato de fijo discontinuo.

Pese al avance, los salarios ‘temporales’ se quedaron un 6,9% por debajo del salario anual medio registrado en 2022. Los indefinidos, de media, conllevaron salarios de 27.193 pero firmaron un alza interanual mucho menor (0,8%).

Dos de cada tres trabajadores cobró en 2022 menos de 2.000 euros brutos al mes

Ese año el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ascendía a 14.000 euros anuales en 14 pagas. Según los datos, el 17,1% de los asalariados ganó en 2022 como mucho la renta mínima (cuatro décimas menos que en 2021) y un 48,16% percibió un sueldo de entre una y dos veces el SMI. La suma de ambos porcentajes arroja que casi dos de cada tres trabajadores cobraron el año pasado menos de 2.000 euros al mes.

La mayor brecha en la tabla salarial por actividad económica se da entre las empresas dedicadas al Suministro de energía eléctrica y gas, donde el sueldo medio ascendía a 55.471 euros brutos por trabajador, y la Hostelería, que con 16.275 euros anuales (casi 40.000 menos) firma los salarios más bajos.

En la misma línea de grandes diferencias salariales, filtrando por ocupación la encuesta marca que el salario anual de Directores y gerentes fue de 59.478 euros (un 120,7% por encima del medio) mientras que el de Trabajadores no cualificados en servicios (excepto transporte) ascendió a 14.665 euros, un 45,6% por debajo de la media.

A más estudios, más salario. Es otra de las moralejas que se extraen de la encuesta de salarios del INE. Los trabajadores con estudios primarios incompletos tuvieron una remuneración anual de 17.333 euros (un 35,7% por debajo del salario medio) frente a los 44.672 euros que percibieron de media los licenciados y doctores universitarios, 65,8% más que el promedio.

Los salarios de las mujeres crecen más pero siguen por debajo

Las mujeres siguen perdiendo en la comparativa por sexos. La ganancia media de las mujeres aumentó más que la de los hombres en 2022. En concreto, vieron sus salarios incrementados en un 5,1%, hasta los 24.359,82 euros. Sin embargo, pese al avance se siguen manteniendo por debajo del de los hombres, que crecieron un 3,5% para situarse en 29.381,84 euros. Esto significa que el salario promedio anual femenino fue el 82,9% del masculino, aunque esta diferencia tiene matices si se atiende a la influencia de otras variables laborales, como el tipo de contrato, de jornada, ocupación o antigüedad, advierten desde Estadística.

Uno de los aspectos definitorios del empleo femenino, la parcialidad, se deja notar en la estadística. El 24,2% de las mujeres tuvo un salario anual menor o igual que el SMI en 2022, frente al 10,3% de los hombres en esta situación. El acceso a los salarios más elevados también es menos común entre ellas: sólo un 2,2% puede presumir de esto frente al 3,9% de los hombres.

Los contratos temporales, el lastre de los jóvenes

El análisis por edades identifica los mayores salarios para los trabajadores de 65 años y más, con una media de 30.496,85 euros. En el otro lado, el de los trabajadores menores de 20 años, en 10.597 euros, debido principalmente a que son perfiles entre los que proliferan en mayor medida los contratos temporales y a tiempo parcial.

Esto contrasta con la relación positiva entre la edad de los trabajadores y el nivel salarial hasta los 59 años (los salarios tienden a subir), mientras que para los trabajadores de 60 a 64 años el salario descendió, aunque se mantuvo por encima del salario medio. Por su parte, la ganancia volvió a subir en 2022 para los trabajadores de 65 y más años.

WhatsAppTwitterLinkedinBeloudBeloud

En www.eleconomista.es

ShopyMoon - Climatización & Hogar