La producción industrial española se contrajo un 4,1% en septiembre por la energía



La producción industrial española se contrajo en septiembre un 4,1% con respecto al mismo mes de 2022, una tasa cuatro décimas peor que la de agosto (3,7%) y que viene lastrada por la caída del sector energético y de los bienes de consumo duradero.

El índice de producción industrial (IPI) publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) acumula así seis meses consecutivos sin avances: cayó en abril (4,2%), se mantuvo estable en mayo y volvió a registrar descensos en junio (1,7 %), julio (2 %), agosto (3,7%) y septiembre (4,1%). Una vez corregidos los datos de los efectos estacionales y de calendario, el IPI muestra una caída del 1,4 % interanual, 1,9 puntos superior a la registrada en agosto.

La caída de septiembre se debió principalmente a la contracción del sector energético (10,4%) y de los bienes de consumo duradero (7,5%), aunque también a los descensos experimentados por los bienes de consumo no duradero (6,6%) y en menor medida de los bienes intermedios (1,7%). El único sector que aumentó en septiembre fue el de los bienes de equipo, que lo hizo un 1,2 %.

Estadística señala que las ramas de actividad que más aumentaron fueron otras industrias extractivas (34,9%), la fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos (7,1%), la de vehículos de motor, remolques y semirremolques y la de otro material de transporte (en ambos casos un 4,2%). Por el contrario, se contrajeron con fuerza la confección de prendas de vestir, un 39,3%; la fabricación de bebidas, un 19,9%; la industria del cuero y del calzado, un 17,5%; y el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, un 12,9%.

La tasa anual de la producción industrial aumenta respecto a septiembre de 2022 en dos comunidades autónomas y disminuye en las otras 15. Los incrementos se producen en Canarias (2,6%) y Castilla y León (0,2%). Los mayores descensos se observan en Islas Baleares (13,5%), La Rioja (11,3%) y Cantabria (9,5%).

Subida mensual

Por su parte, en términos mensuales, y eliminando los efectos estacionales y de calendario e la producción industrial subió en septiembre un 1,1%, una tasa 1,8 puntos superior a la observada en agosto. Por sectores, subieron bienes de equipo (3,6%), bienes de consumo duradero (3,3 %) y bienes intermedios (3,1%), mientras que tiran a la baja energía, que desciende un 2,7 %, y bienes de consumo no duradero, un 0,3% menos.

Por sectores, bienes de equipo (3,6%), bienes de consumo duradero (3,3%) y bienes intermedios (3,1%) presentan tasas mensuales positivas. Por el contrario, energía (2,7%) y bienes de consumo no duradero (0,3%) registran tasas negativas.

En www.eleconomista.es