La paradoja de la ‘Espaa vaca’: Teruel, Huesca y Cuenca tienen la mayor ratio de oficinas bancarias por habitante



Seis de cada diez oficinas bancarias han desaparecido desde la crisis financiera de 2008. El Banco de Espaa alerta del riesgo de exclusin financiera de los pequeos municipios

Actualizado

  • La ‘Espaa rural’ pierde ms oficinas bancarias que el resto: 45 pueblos se quedan sin acceso

Las crisis, la digitalizacin, la consolidacin del sector… y, por qu no, el xodo masivo de los jvenes hacia las grandes capitales todava sigue provocando el cierre paulatino y cada vez menos perceptible de oficinas bancarias. Solo en los primeros seis meses de este ao, 137 sucursales echaron la persiana, y, aunque es cierto que donde ms se produce es en las principales urbes, donde ms se hace sentir es en los municipios ms pequeos porque son aquellos que se quedan sin banco o sin cajero. Desde el estallido de la crisis financiera de 2008 seis de cada sucursales bancarias han cerrado. En grandes cifras esto supone que los bancos han prescindido de cerca de 28.000 oficinas (el 61% del total), hasta contar con poco ms de 17.800 a nivel nacional.

Por el camino, y no es balad, se han quedado tambin sus trabajadores. Desde el ao de la gran crisis algo ms de 115.600 personas han perdido su empleo en el sector bancario, el 41% de los que haba quince aos atrs.

El problema de cerrar oficinas, aunque s que se ha hecho sentir en las grandes ciudades, se concentra en los municipios ms pequeos. Durante 2022 hubo 26 municipios que perdieron su oficina bancaria y otros 40 dejaron de tener cajero, principalmente en la ‘Espaa rural’, en aquellos pueblos de menos de 500 habitantes, ya que concentraron el cierre de 18 sucursales (de las 26) y 31 cajeros, el 77% del total. En todo el territorio, 56 municipios perdieron a lo largo del ao pasado el nico punto de acceso presencial que tenan -bien fuera oficinas, ofibuses o a travs de Correos-; 45 de ellos tenan menos de 500 habitantes.

Segn el ltimo informe de seguimiento elaborado por el Banco de Espaa sobre La accesibilidad presencial a los servicios bancarios, hay un 30% de las personas que reside en la Espaa ms rural que dice tener problemas para llegar a una oficina bancaria debido a la distancia. De hecho, ms de la mitad de los municipios que no tienen sucursal estn a una distancia superior a los 5 kilmetros de la oficina ms cercana. Este porcentaje est por encima del 38,4% de 2022.

Si se analiza provincia a provincia, Teruel es la nica provincia que supera la ratio de 1 oficina por cada 1.000 habitantes, en concreto est en las 1,2 veces. Cuenta con 161 oficinas bancarias para una poblacin que ronda las 134.500 personas. Es la menor solo superada por Soria, con 88.700 habitantes, segn los ltimos datos publicados por el INE. Ahora bien, Teruel, en el ranking del nmero de oficinas ocupa la dcima posicin por la cola a nivel nacional. Le siguen otras provincias de la Espaa vaca como Huesca, con una ratio de 0,87, Cuenca (0,82) o Soria, en las 0,74, aunque tiene solo 66 oficinas bancarias. Es donde menos hay de toda Espaa, sin contar Ceuta y Melilla con 23.

Aunque es cierto que el nmero de oficinas ha experimentado una reduccin mayor en Espaa desde la crisis financiera, la ratio de sucursales bancarias por habitante sigue siendo superior si se compara con la media comunitaria o con pases de nuestro entorno. Segn recoga el Banco de Espaa, los ltimos datos disponibles (a cierre de 2021) reflejan que por cada 1.000 habitantes pasara de haber 1 oficina a 0,41. Aun as es una cifra que supera a la media de la Unin Europea, que pas de 0,57 a 0,33 desde el ao 2008.

A pesar de los esfuerzos realizados por el sector bancario para dar cobertura a aquellas zonas ms despobladas donde ya no existe una oficina como tal, los usuarios siguen prefiriendo desplazarse a otras localidades para ser atendidos personalmente por un trabajador bancario. «Los canales alternativos en zonas sin una oficina estable tienen un uso minoritario», subraya el informe. «En general, la poblacin residente en estos municipios acude a otros con oficina para realizar sus gestiones bancarias». Esto se traduce en que casi 6 de cada 10 habitantes de los pueblos ms pequeos se desplaza a otros donde s haya sucursal fsica y les puedan atender, en lugar de recurrir a las alternativas como agentes financieros, ofibuses o Correos. El Banco de Espaa considera que «sera conveniente analizar en profundidad si dichos canales tienen realmente capacidad para mitigar los posibles riesgos de exclusin financiera a los que se enfrenta este colectivo».

CIERRES DESDE LA ‘GRAN CRISIS’

Catalua agrupa las tres provincias donde se han producido ms cierres desde la crisis financiera, por encima del 70% de las oficinas que haba en el ao 2008. Barcelona es la regin donde ms sucursales han desaparecido en los ltimos tres lustros, con algo ms de 4.300; seguida de Tarragona y Girona, por encima de las 600 cada una; Palencia y Castelln donde han desaparecido casi 7 de cada 10 oficinas; mientras que en Valencia, Madrid, Salamanca y Alicante desaparecieron algo ms del 65%.

Por nmero (en bruto) Madrid es la segunda provincia con un mayor nmero de cierres, con cerca de 4.000 sucursales menos.

Al otro lado de la balanza, hubo quien solo ha perdido por el camino un tercio de las sucursales bancarias en su territorio. Es el caso de Teruel (con 77 oficinas menos), Badajoz y Cuenca. En Albacete, Navarra, Guipzcoa y Huesca las entidades decidieron cerrar entre el 40% y el 45% de sus establecimientos a pie de calle.

En www.elmundo.es