La ley del silencio de la banca | Opinión

La ley del silencio de la banca | Opinión


ShopyMoon - Climatización & Hogar

Banco de España.PABLO MONGE FERNANDEZ

¿No está sorprendido por los resultados de la banca este año? Debería, y, además, debería preocuparse. Si no lo está, es porque es víctima de la opacidad que envuelve este asunto, y que en parte se explica por la ley del silencio que parece aplicarse a los asuntos bancarios.

En los nueve primeros meses de este año, los seis bancos españoles que forman parte del Ibex-35 tuvieron unos beneficios de 19.761 millones de euros, y de ellos 9.078 millones provienen de su actividad en España. Supone un 24% más que en el mismo periodo de 2022 globalmente, y un impresionante 55% por su actividad solo en España. Algunos bancos han tenido los mayores beneficios de su historia. Esto también está ocurriendo en el resto de Europa.

El negocio bancario se explica básicamente por la diferencia obtenida entre los intereses cobrados y los pagados, el margen de intermediación. En sus comunicados de este año, la banca reconoce que su margen ha mejorado, pero silencia por qué exactamente. Tampoco lo aclaran supervisores como el Banco de España y la CNMV, y la prensa tampoco arroja luz.

Los resultados de la banca sorprenden porque el crédito bancario, que se supone es la base de su negocio, no ha crecido prácticamente en el periodo, algo lógico dada la subida de los tipos de interés, que ha contraído la demanda. Sin embargo, los ingresos del sector no pararon de crecer hasta septiembre, aportando el mayor beneficio de la historia y quedando al borde de superar, a falta de tres meses, el récord del año pasado. Los resultados de la banca muestran que crecen los ingresos, aumentan los márgenes y se disparan los beneficios. Y lo hacen con menos actividad.

En sus notas de prensa y hechos relevantes emitidos al mercado, los bancos mencionan la subida de los tipos de interés como principal causa del aumento de sus beneficios. Y eso es cierto, pero se silencia si algún ingreso ha subido especialmente. Lo cual oculta una verdad muy incómoda. Un dato del que nadie habla.

Y esa verdad incómoda no es otra que los 6.380 millones que estos bancos han recibido por sus depósitos en el Banco de España y que les han generado unos ingresos netos de impuestos de unos 4.786 millones. Si no fuese por esos intereses, las ganancias serían de poco menos de 15.000 millones, y poco más de 4.000 millones si comparamos con su actividad solo en España. Eso en conjunto, claro, porque para algún banco significaría un resultado neto de impuestos muy bajo.

Politica monetaria y resultados banca Gráfico
Belén Trincado Aznar

Como puede verse en el cuadro, esos intereses pagados por el Banco de España a la banca suponen, de media, un 24% de sus ganancias totales, y un 53% de las obtenidas por su actividad solo en España. Curiosamente, cuatro veces más que los 1.108 millones pagados por estos bancos por el impuesto extraordinario aprobado por el Gobierno. Son cifras tan impactantes que merecen ser explicadas, por los bancos y por los supervisores.

¿Por qué no se desglosa en la información financiera pública de los bancos los saldos depositados en el Banco de España y el rendimiento obtenido? Es algo que la CNMV o el Banco de España pueden hacer para mejorar la comprensión de la información financiera, mejorar la transparencia y contribuir a la disciplina de mercado.

Los depósitos que los bancos mantienen en los bancos centrales son ahora enormes, debido principalmente a las grandes operaciones de expansión cuantitativa (QE) del pasado. Al subir los tipos de interés, las transferencias realizadas por los bancos centrales a los bancos han alcanzado proporciones extraordinarias. En la eurozona, estas transferencias se estiman en 146.000 millones de euros anuales. El nivel del gasto total anual de la UE es de 168.000 millones de euros. Pero mientras que este último es el resultado de un minucioso proceso de decisión política y solo se desembolsa tras satisfacer complejas condiciones, las transferencias masivas a los bancos por parte de los bancos centrales del Eurosistema no han ido precedidas de ningún debate político, y se conceden a los bancos sin ninguna condición.

Y no lo olvide: los miles de millones de euros que el Banco de España abona a los bancos por sus depósitos suponen al final una transferencia de dinero público, por los menores o nulos dividendos que el Tesoro recibirá del banco central. Y aún peor, estos pagos van a generar importantes pérdidas y a deteriorar el patrimonio del Banco de España hasta niveles preocupantes.

Seguro que hay otras formas de hacer una política monetaria efectiva sin recurrir a todo esto; por ejemplo, aumentar el coeficiente de caja sin remunerarlo. No puede ser que los beneficios récord de los bancos sean posibles gracias a las perdidas récord de los bancos centrales.

“Aquí no hay beneficios caídos del cielo”, afirmó el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar en la última presentación de resultados. Bueno, del cielo no: caen del Banco de España, o de todos los ciudadanos si lo prefiere, aunque de momento se oculte.

Carlos Arenillas es economista y exvicepresidente de la CNMV, y Jorge Pérez es doctor en Economía y exjefe de regulación contable del Banco de España

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

En cincodias.elpais.com

ShopyMoon - Climatización & Hogar