La empresa española de hidrógeno verde H2B2 recorta sus previsiones antes de salir al Nasdaq | Economía

[ad_1]

La empresa de hidrógeno verde española H2B2 se ha lanzado a intentar atraer inversores para su salida a Bolsa en el mercado estadounidense Nasdaq. La compañía ha realizado una presentación a inversores en la que pronostica un fuerte crecimiento de los ingresos para los próximos años. Las nuevas previsiones, sin embargo, suponen un recorte de los ingresos y de los resultados previstos con respecto a las que había publicado a mediados de año, que ya suponían un recorte sobre las anteriores y que la empresa reconocía que eran “inherentemente especulativas”.

La compañía, en fase desarrollo, facturó 3,5 millones de dólares en 2022 y tuvo pérdidas de 4,3 millones. En abril pasado, la empresa preveía lograr este año ingresos de 25,8 millones de dólares, pero en junio rebajó las previsiones a 15,8 millones y vuelve a rebajar la cifra estimada a 12 millones de dólares en la nueva presentación a inversores, registrada ante la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC). Es decir, en poco más de seis meses ha rebajado a la mitad sus previsiones. En paralelo, los números rojos previstos aumentan, desde los 15,8 millones que calculaba en junio a los 20,9 millones de la nueva presentación.

H2B2, eso sí, mantiene que los ingresos se dispararán en 2024 y 2025. Para 2024 espera 78,6 millones de dólares y para 2025, 206,6 millones, en ambos casos con una variación mínima con respecto al anterior cálculo. En esos dos años, la previsión de resultados mejora ligeramente en 2024 (de 17,1 millones de pérdidas a 16,3 con la nueva estimación) y recorta casi a la mitad la de 2025, el año en que espera entrar en rentabilidad con apoyo de las ayudas públicas: pasa de un beneficio estimado de 7,4 a uno de 3,9 millones. La empresa no prevé repartir dividendos en “el futuro previsible”. El auditor manifestó sus dudas sobre la viabilidad de la compañía, que le resta importancia a esa advertencia.

La compañía desglosa en su presentación su cartera de proyectos con un gráfico que no guarda las proporciones. Tiene 3 MW instalados, pero identifica como proyectos “potenciales” unos 5,5 GW, eso sí, incluyendo como tales no solo proyectos en construcción (16 MW) o adjudicados (57 MW), sino también más de 5.400 MW que simplemente son oportunidades de concursos a los que se ha presentado, piensa presentarse e incluso proyectos que están en fase temprana de desarrollo. “H2B2 tiene un sólido y alcanzable plan de negocio, apoyado por oportunidades específicas identificadas y por el probado historial de los gestores de ejecución exitosa”, asegura la empresa, que señala que el sector del hidrógeno verde será clave en la transición energética y experimentará un fortísimo crecimiento en los próximos años.

La firma trata de salir al mercado a través de la fusión con una Spac, RMG Acquisition Corp. III, una sociedad creada específicamente para una operación corporativa de este tipo domiciliada en Islas Caimán. El precio de compra de H2B2 por RMG III se ha fijado en 750 millones (sin una valoración independiente), pero la Spac solo tiene 10 millones, después de que la mayoría de inversores haya retirado su dinero, algo habitual cuando se supera el plazo de inversión inicialmente previsto sin encontrar una oportunidad.

En realidad, por tanto, la operación es un canje de acciones en el que en la práctica es H2B2 la que se queda RMG III como una especie de ficha para cotizar. Aunque se ha dado una valoración sobre el papel a la firma sevillana, la ampliación de capital prevista como parte del proceso será clave a la hora de fijar una valoración de mercado. H2B2 quiere captar 125 millones de dólares, pero ha establecido un mínimo de 40 millones. El documento registrado en la SEC se utilizará en presentaciones para algunos de los accionistas de RMG III y H2B2 y otras personas.

La empresa también señala en la presentación la composición de su equipo ejecutivo. H2B2 está presidida por Antonio Vázquez, de 71 años, expresidente de Altadis, de Iberia y de IAG, que sustituyó en el cargo a Felipe Benjumea Llorente, expresidente de Abengoa, en diciembre pasado. Su hija Blanca Benjumea de Porres, de 33 años, es la directora financiera y su hijo Felipe Benjumea de Porres, de 29, es el director de inversiones. El consejero delegado es Anselmo Andrade Fernández de Mesa, de 30 años.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

En elpais.com

[ad_2]