La Comunidad de Madrid afronta 30.322 millones en vencimientos de deuda hasta 2033

[ad_1]

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, afronta un exigente calendario de vencimientos durante los próximos 10 años. La región deberá desembolsar una media de 2.756 millones de euros anuales hasta 2033, como consecuencia de la deuda adquirida a través de bonos y préstamos, en su mayoría con entidades financieras, gestoras de fondos y aseguradoras. Las cifras -reveladas por su Consejería de Economía- contrastan con las declaraciones que la propia Ayuso realizó ayer en un foro organizado por Abc y Deloitte. «Madrid no tiene deudas, no queremos hipotecar a las generaciones futuras ni comprometer nada con el dinero que no nos pertenece», aseguró. En concreto, Madrid debe abonar 2.680 millones este año en vencimientos de préstamos y bonos, el informe detalla la necesidad de refinanciar ese vencimiento de 2023 de deuda a largo plazo. La cifra se eleva durante los años siguientes a los 2.960 millones en 2024, 2.826 millones en 2025, o 2.965 millones en 2026.

No obstante, Ayuso se agarra al cálculo que su gobierno hace en uno de los rincones del proyecto de Presupuestos Generales para 2024 que acaban de publicar. El documento considera que la amortización de la deuda de 3.015 millones que las cuentas regionales deben asumir en total este año, dejaría el «endeudamiento neto» a cero. Sin embargo, el real ritmo de endeudamiento de Madrid no ha dejado de acelerarse desde 2022.

Según los datos de la presentación para inversores redactado por el propio gobierno autonómico, el pasivo se ha incrementado más de un 7,5% entre el cierre del año pasado y el primer trimestre de 2023 cuando ascendió hasta los 37.495 millones de euros. Solo en lo que llevamos de año -y según sus datos- el ejecutivo regional ha adquirido una deuda de 2.143 millones de euros en préstamos, y otros 1.600 millones en emisión pública, con una vida media de oscila entre los 5 y los 13 años. «En junio de 2022, el peso ponderado de los vencimientos medios de la deuda regional se situaron en 8,06 años, frente a los 5,34 años registrados en el Comunidad Autónoma de Madrid a finales de 2012», revela el informe de la calificadora DBRS Morningstar.

Al margen avanza el encarecimiento de los intereses de la deuda que acumula la Comunidad de Madrid. El coste para este 2023 asciende a los 802 millones de euros, y seguirá subiendo durante los los posteriores hasta alcanzar los 1.104 millones en 2026, según cálculos de Fedea. En términos absolutos, la variación del gasto en intereses de Madrid hasta 2026 es el cuarto más alto de todas las regiones españolas, al superar los 300 millones de euros. Solo Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía, superarán a la autonomía gobernada por Díaz Ayuso.

A ello se añade el mayor coste que la Comunidad de Madrid ha tenido que afrontar por colocar su deuda, especialmente en 2022. La región, única del régimen común que decidió salir del paraguas del FLA, ha sufrido las inclemencias del mercado. Su tipo medio se elevó hasta el 2,3% el año pasado, muy por encima del 1,25% medio del que disfrutaron las otras comunidades que sí decidieron acudir al Estado para financiarse. El ejecutivo de Ayuso decidió reembolsar el stock de deuda financiada por el gobierno central en 2020, según recuerda DBRS en el informe de calificación de la deuda madrileña.

En www.eleconomista.es

[ad_2]