Junts y el PSOE meten presin a las empresas que huyeron de Catalua con un plan para «promover» su vuelta



Acuerdo para la investidura

Actualizado

El acuerdo es abordar «los elementos esenciales» para que regresen. Se fueron cerca de 5.000 encabezadas por CaixaBank y el Banco Sabadell

En el centro, Felipe VI y el presidente de la Fundacin Bancaria la Caixa, Isidro Fain, en el ltimo Congreso Directivos CEDEMUNDO

Junts y el PSOE incluyen en su acuerdo un apartado que mete presin a las empresas y bancos que huyeron de Catalua tras el referndum ilegal del 1-O para que reviertan su cambio de sede social. Ambos suscriben que «se abordarn los elementos esenciales de un plan para facilitar y promover el regreso a Catalunya de la sede social de las empresas que cambiaron su ubicacin a otros territorios en los ltimos aos».

Segn los ltimos datos del Colegio de Registradores, han salido de Catalua en trminos netos 4.942 empresas desde 2017, el mayor xodo de todos los territorios en ese perodo. La mera mencin a este fenmeno en el acuerdo entre ambos partidos y su anuncio de que habr un plan para que retornen constituye ya una presin sobre las empresas y bancos que tomaron la decisin. Fueron encabezadas por la Fundacin Bancaria la Caixa que preside Isidro Fain con CaixaBank y por el Banco Sabadell, que preside Josep Oliu. Naturgy, Catalana Occidente, Aguas de Barcelona, Abertis y un largo etctera secundaron el movimiento para proteger a sus accionistas de la incertidumbre que supona continuar en un territorio dispuesto a salir de Espaa y de la Unin Europea con una secesin unilateral.

Ningn futuro Gobierno puede forzar a bancos y empresas a regresar, puesto que es un decisin que corresponde a sus rganos gestores, pero s puede ejercer presin. El Estado es, adems, el segundo accionista de CaixaBank, aunque sin poder determinante.

PSOE y Junts no aclaran qu medidas tomarn, pero ya en su declaracin del 5 de septiembre, el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se quej de que continuara en vigor el decreto de Mariano Rajoy de 2017. ste facilit el cambio de sede a peticin de, sobre todo, CaixaBank, que necesitaba una norma gil de salida. Revertir ese decreto provocara paradjicamente ms dificultad para el regreso, porque supondra volver a dar la palabra las juntas de accionistas y no slo a los consejos de administracin.

En todo caso, los principales bancos y empresas implicados ya mostraron recientemente a este diario su nula disposicin a regresar a Catalua al no darse las circunstancias de estabilidad y seguridad jurdica necesaria. De hecho, el acuerdo de este jueves entre Junts y PSOE resucita el referndum de autodeterminacin que fue el principal motivo por el que los bancos perdieron depsitos y las empresas catalanas vieron empeorar sus condiciones financieras.

«Junts propondr la celebracin de un referndum de autodeterminacin sobre el futuro poltico de Catalunya amparado por el artculo 92 de la Constitucin», permite el PSOE que aparezca en el texto del acuerdo. Tal reivindicacin no va acompaada de ninguna renuncia expresa por parte de Junts a una eventual nueva accin unilateral o a leyes de desconexin temidas por las empresas. «El Consejo de Administracin de CaixaBank tom la decisin de trasladar el domicilio social por las razones que se explicaron en su momento sin poner ningn plazo ni ninguna condicin. La sede social est en Valencia y con vocacin de permanencia», mantiene por ejemplo CaixaBank como posicin oficial.

Para estas entidades, sobre todo las bancarias, es delicado que Junts y PSOE vuelvan a agitar dudas sobre cul ser su sede social futura.

En www.elmundo.es