Grifols se desploma un 35% en bolsa penalizada por ganar un 71,6% menos en 2023

[ad_1]




La multinacional de hemoderivados Grifols cae un 35% en bolsa al cierre de sesión de este jueves, su peor sesión bursátil en la historia, y penalizada tras presentar sus resultados de 2023, un año en el que ha cerrado con un beneficio neto de 59 millones, un 71,6% menos que el año anterior, por el coste de la reestructuración. Los títulos de la firma han sido los que más han caído del IBEX 35, hasta los 7,58 euros por acción al cierre, después de haber abierto con un descenso del 6,78% y con sus acciones intercambiándose a un precio de 10,865 euros.

Todo ello se produce después de haber celebrado su reunión con analistas en el día de la publicación de sus cuentas anuales, que no han sido auditadas aún por KPMG. La firma, que ha presentado sus resultados no auditados, ha asegurado que «ha recibido confirmación por escrito de KPMG de que espera completar sus procedimientos internos y emitir su opinión de auditoría antes del 8 de marzo de 2024, adelantándose a la fecha límite de la legislación española vigente». Esto se produce tras casi dos meses de turbulencias en bolsa como consecuencia del informe publicado por el inversor bajista Gotham City Research, que puso en duda las cifras de la firma provocando el desplome de la acción.

El presidente ejecutivo y consejero delegado de Grifols, Thomas Glanzmann, ha destacado este jueves que la firma de auditorías KPMG está ultimando su informe sobre las cuentas de la compañía correspondientes a 2023 y que emitirá una opinión «limpia» y «sin salvedades».

El desplome de Grifols ha impactado en el IBEX 35, que cedía el 0,44% alrededor de las 16:45 horas de este jueves, y ponía en riesgo los 10.000 puntos por el desplome de la multinacional.

Ingresos récord

Los ingresos de Grifols crecieron en 2023 un 10,9% en relación a un año antes y el ebitda (beneficio bruto) ajustado se situó en 1.474 millones de euros, lo que representa un margen sobre ventas del 22,4%. En un comunicado, la compañía ha asegurado que los buenos resultados de la división de Biopharma (que ingresó un 13,3% más), el ahorro de costes derivado del plan de mejoras operativas y el apalancamiento operativo han contribuido al resultado.

El suministro de plasma, la materia prima necesaria para producir medicamentos, aumentó un 10% durante el año pasado y el coste por litro disminuyó un 22% en comparación con el máximo registrado en julio de 2022.

La ratio de apalancamiento, en el centro de la tormenta que ha vivido la compañía las últimas semanas en bolsa, desciende a 6,3 veces el ebitda y avanza en su objetivo de alcanzar las cuadro veces, aunque en números absolutos la cifra es de 9.420 millones. La firma ha señalado que los ingresos procedentes de la venta del 20% de Shanghai RAAS al Grupo Haier se destinará «íntegramente» a amortizar deuda.

De hecho, el informe del fondo bajista que provocó la tormenta en bolsa de Grifols puso el foco en su elevada deuda, acusando a la compañía de manipular los números, además de cuestionar las relaciones con Scranton, una sociedad domiciliada en Ámsterdam y participada por miembros de la familia Grifols y por directivos y exdirectivos de la empresa.

Espera que su alianza con el Grupo Haier permita «capitalizar su potencial en China»

En el camino para rebajar la deuda, Grifols ha asegurado que espera hacer frente a sus vencimientos de 2025 en el primer semestre de 2024 y que «tratará de hacerlo de manera eficiente», mientras baraja también opciones como la refinanciación. El fabricante de hemoderivados espera que la alianza con el Grupo Haier permita impulsar sinergias y «capitalizar el potencial de China», un mercado de futuro en los sectores del plasma y el diagnóstico.

A 31 de diciembre de 2023, Grifols afirma que tenía una posición de liquidez de 1.141 millones de euros y una posición de tesorería de 526 millones de euros. De cara a este año, la compañía espera que el beneficio operativo o ebitda esté entre el 27% y el 28% de los ingresos y que supere los 1.800 millones.

Las acusaciones de Ghotam City Research fueron negadas por Grifols desde el primer momento, pero acabaron por acelerando los cambios en su gobierno corporativo, con la salida de Raimon Grifols y Víctor Grífols Déu de la cúpula directiva y el nombramiento de un nuevo consejero delegado, Nacho Abia.

En www.rtve.es

[ad_2]