Francia, Alemania e Italia se lo ponen difcil a Calvio para el BEI

Francia, Alemania e Italia se lo ponen difcil a Calvio para el BEI


ShopyMoon - Climatización & Hogar

  • Eurofin. El acuerdo de las reglas fiscales europeas empieza a tomar forma, pero los detalles no se pulirn hasta diciembre
  • Unin Europea. La CE recomienda empezar a negociar la adhesin de Ucrania y Moldavia cuando hagan reformas

El 1 de enero, el presidente del Banco Europeo de Inversiones, Werner Hoyer, deja el puesto despus de ms de una dcada. El proceso para la eleccin de su sucesor, o ms probablemente sucesora, es opaco, flexible, carece de reglas claras o fijas, plazos o procesos transparentes, pero hay tres cosas indiscutibles: quedan apenas siete semanas para evitar un vaco de poder y el aspirante debe contar con el apoyo de al menos 18 de los 27 estados miembro y el bloque que lo respalde sume al menos el 68% del capital de la institucin. A da de hoy, tras varios meses de campaa, hay todava cinco candidatos y ninguno cumple los requisitos. Se acaba el tiempo y Blgica, que ostenta la presidencia rotatoria de la Junta de Gobernadores del BEI, frustrada, mete presin apuntando directamente a los responsables del impasse: Francia y Alemania.

«Como saben, los criterios son los que son y contar con el respaldo del 68% de capital es fundamental. Por eso es importante que los grandes aclaren cul es su posicin. Todava no ha pasado, no lo han hecho, pero estoy convencido de que una vez que est clara se aprovechar el momento generado y podremos movernos rpidamente», ha explicado este mircoles desde Bruselas el ministro responsable, Vincent Van Peteghem.

Berln y Pars juegan al ratn y al gato. No se pronuncian y cuando lo hacen es muy crpticamente. El mes pasado, en Luxemburgo, el ministro germano, Christian Lindner, a preguntas de este diario, asegur que tras muchas discusiones haban logrado un acuerdo en el seno de su Gobierno para respaldar a alguien, pero no lo haran pblico todava. No hasta que Francia haga lo mismo, y todava no ha ocurrido. Pero desde entonces, fuentes de Berln matizan esa afirmacin y dicen que el acuerdo entre el canciller (socialista y partidario de la espaola) y su ministro (liberal y ms prximo a la danesa Vestager) era sobre proceso y no nombres concretos.

En la UE se asume desde hace meses que Emmanuel Macron y su ministro Bruno Le Maire se decantan por Nadia Calvio, pero estn poniendo precio. Igualmente, fuentes diplomticas admiten desde hace semanas que Berln se inclinara tambin hacia la espaola. Pero hay mucho en juego, en temas que se mezclan y emponzoan.

Una cuestin es la exigencia francesa de que quien quiera liderar el BEI debe apoyar la energa nuclear y que la institucin financie proyectos relacionados, algo que ahora no hace aunque oficialmente no est prohibido en sus estatutos. Otros dicen, con ms especulacin que pruebas, que Pars exige tambin el apoyo espaol para albergar la sede de la agencia europea contra el blanqueo de dinero, pero esta misma semana, en Bruselas, el Gobierno ha presentado la campaa de la capital espaola.

Sobre Alemania, adems de la negociacin de las reglas fiscales que est en marcha en la que tiene una oposicin muy dura y Espaa ejerce de presidencia, pesaba la cuestin de la presidencia del MUS, el Mecanismo Europeo de Supervisin bancaria, al que aspiraba la espaola Margarita Delgado, favorita de la Eurocmara y mejor tcnicamente, pero que perdi ante la alemana Claudia Buch. El Gobierno no estaba directamente implicado, pues votaban los miembros del Consejo de Gobierno del BCE, que incluye al gobernador del Banco de Espaa. Pero el hecho de que saliera Buch y no Delgado despej el camino de Calvio, pues hubiera sido complicado el nombramiento de las dos para puestos econmicos relevantes, ya que algunos espaoles ya estn en rganos como la EBA, la autoridad bancaria europea.

Sea por cualquiera de esas razones, por afinidad, porque nadie quiera comprometer su apoyo a la candidata de un Gobierno que no tiene garantizada (an al menos, pero quizs s en cuestin de das) su continuidad, o porque el eje francoalemn prepara su propia estrategia y puede convenirles incluso la posibilidad de otro candidato que emerja ante el bloqueo, el caso es que siguen sin pronunciarse en pblico. Y eso tiene todo bloqueado. Vestager tiene muchos partidarios entre pases pequeos, nrdicos o Blticos, pero jams sumara el 68%.

Hasta ahora, Blgica ha sido ms que discreta. A cualquier pregunta se pona de perfil, deca que haba tiempo suficiente, que estaba en «consultas constantes» y en bsqueda de consensos. Desde el equipo de su presidencia se recalcaba que trataban de identificar al candidato o la candidata con ms respaldos y, tambin, menos votos en contra. Pero los nmeros no salen. Hay cinco personas en liza: Nadia Calvio, la danesa Margrethe Vestager, vicepresidenta en funciones de la Comisin Europea; el italiano Daniele Franco, que fue ministro de Mario Draghi. Y la polaca Teresa Czerwinska y el sueco Thomas stros, ambos vicepresidentes del BEI en la actualidad.

Desde el primer da el sentir general en Bruselas y todas las capitales es que la espaola y la danesa eran las mximas favoritas, por ese orden, y que el resto tena poco o nada que ganar. Pero han seguido en la batalla por dos razones: en caso de que ninguna logre el respaldo requerido podra forzarse la eleccin de un tercer nombre en la repesca y, adems, porque mientras no se tome la decisin, cada Gobierno puede poner un precio al apoyo, y por razones obvias ese precio sube si adems implica retirar a un candidato nacional.

Italia respalda oficialmente a su propio candidato. Tiene pocas opciones pero si las dos favoritas se eliminan mutuamente, puede saltar la sorpresa, y nadie se mueve mejor en el caos que ellos. Si se decantan, ya se cobrarn el favor.

Calvio, que anunci su inters en el puesto a mediados de agosto, se coloc rpidamente en cabeza en todas las quinielas. Pero desde entonces no ha avanzado. Nadie en toda la UE afirma o ha publicado que no sea la que tiene ms opciones, pero el retraso no juega su favor y la falta de resolucin ha generado muchas dudas en la burbuja comunitaria, que an recuerda cmo perdi la presidencia del Eurogrupo, siendo de lejos la mejor candidata. O cmo no logr ser la candidata europea para el FMI, puesto al que algunos en Washington siguen diciendo que le tiene echado el ojo, cuando la blgara Kristalina Giorgieva, que es su amiga y fue su jefa en la Comisin Europea, acabe mandato.

La espaola sigue defendiendo, como ha hecho este mircoles a su llegada al Eurogrupo, la reunin de los ministros de Finanzas de la Eurozona, que sus opciones siguen siendo buenas y que cuenta con apoyos slidos. Pero mientras Francia y Alemania no se alineen y adems arrastren votos hacia un lado, nada ocurrir. Y los rumores seguirn disparndose. «Maana en el desayuno informar del estado del proceso a los colegas y meter algo de presin porque se ha vuelto urgente tomar decisiones, se acaba el tiempo. El 1 de enero necesitamos un nuevo presidente del BEI, de otra manera no se podrn tomar decisiones que son importantes para el Banco y para la UE. Maana podr el foco en la urgencia pero no creo que se vayan a tomar pasos esta semana», ha concluido el ministro belga.

En www.elmundo.es

ShopyMoon - Climatización & Hogar