es «anacrónico» y «lastra a la clase media»



La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha criticado que desde el Gobierno central amenacen con «volver a reintroducir» el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, bonificado en la región, que es «totalmente anacrónico», que «lastra a la clase media» y que sobre todo es «un atentado contra la propiedad».

Durante la clausura el X Foro Guadarrama, la dirigente madrileña ha sostenido que dicho impuesto no «existe en casi ningún país de Europa excepto en uno o en dos» y ha rechazado que busquen justificarlo «por fondos europeos». «No hay derecho», ha manifestado.

Además, ha censurado que amaguen también «con recortar los sueldos de los directivos de las grandes compañías». Considera que todas las empresas acabarán por tanto «sopesando si irse a otros países que no tienen estas restricciones y estas imposiciones» como Países Bajos, Irlanda o Portugal.

Por otro lado, Ayuso ha criticado que en España les obliguen a sufrir «los costes laborales más altos de Europa». «España es el país donde es más caro contratar, siempre entrometiéndose en los consejos de administración, cuando no poniendo activistas al frente de ellos, con esa inseguridad jurídica que es un clamor fuera de nuestras fronteras y con una política internacional que nos enemista con otras naciones hermanas», ha denunciado.

Por ello, la jefa del Ejecutivo regional ha insistido en que «esto, junto a la falta de ejecución de fondos europeos, hace que muchas empresas sopesen irse de España». «No nos lo podemos permitir. No sobra una», ha señalado, al tiempo que ha defendido que se les debe poner «alfombra roja» y «ayudarles a que se queden».

WhatsAppTwitterLinkedinBeloudBeloud

En www.eleconomista.es