Empleo: Crisis 5.0 | Negocios




La industria 5.0 pretende potenciar la transformación del sector industrial en espacios inteligentes basados en el internet de las cosas (IoT) y en computación cognitiva. En lenguaje coloquial, se trata de unir máquinas y humanos: desarrollar la inteligencia artificial (IA) para que pueda realizar procesos similares a los que ejecuta el pensamiento humano. Aplicaciones como ChatGPT o Copilot están acercando la IA al usuario final, con un grado de penetración más rápido y robusto que cualquier tecnología disruptiva anterior, generando grandes brechas de conocimiento entre y dentro de las empresas e instituciones.

No obstante, la gran barrera para la implantación y el aprovechamiento de la tecnología está en el propio talento. En España se incorporan entre 35.000 y 40.000 nuevos perfiles de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) al mercado laboral cada año, mientras que se estima que de hoy a 2030 es necesario cubrir entre 70.000 y 90.000 puestos anuales. Según el INE, más de un 67% de las empresas españolas tiene dificultades para contratar profesionales de perfil tecnológico: no hay suficientes expertos. En el entorno de la UE, uno de los principales objetivos fijados en el programa de política europea denominado Itinerario hacia la década digital, que cuenta con metas y objetivos concretos para 2030, es contar con 20 millones de especialistas en TIC.

Y es que la industria 5.0 está contribuyendo a incrementar la actual crisis de talento existente no sólo en nuestro país, sino en el ámbito global. Esta crisis de talento tiene impacto en dos colectivos. Por un lado, la falta de jóvenes TIC que se incorporan al mercado laboral y, por otro lado, la necesidad de formar a los profesionales en activo con las nuevas competencias.

Cuando hablamos de perfiles TIC no estamos hablando de niveles de formación universitarios, porque la empleabilidad no está vinculada tanto a la posesión de un título oficial, sino a las competencias adquiridas y su alineación con las necesidades del mercado. De hecho, España tiene un 18% más de población con estudios universitarios que la media en Europa, pero con una tasa de paro del doble.

Es cierto que el incremento de graduados en carreras relacionadas con las TIC en España ha crecido sustancialmente en los últimos años, pero no es menos cierto que son las carreras con una mayor tasa de abandono, en torno al 30%, el doble que el promedio de carreras universitarias.

Por todo ello, se hace cada vez más necesaria la aparición de nuevas formaciones, adaptadas a las necesidades reales de las empresas, ágiles y motivadoras para los jóvenes actuales, que se incorporan por primera vez al mercado laboral; y, también, para los profesionales en activo, que ven cómo las nuevas competencias son cada vez más necesarias y están muy alejadas de su formación de base.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

En elpais.com