el mapa de entidades en España

el mapa de entidades en España


ShopyMoon - Climatización & Hogar





La opa hostil lanzada por BBVA ha puesto sobre la mesa la cuestión de la concentración bancaria, un proceso que se ha acentuado desde la crisis financiera de 2008 y que ha derivado en que haya menos bancos actuando en el escenario financiero español, pero que estos sean cada vez de mayor tamaño.

Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Banco Sabadell y Bankinter son, en orden, los cinco bancos más grandes de España en función de su valor en bolsa. La capitalización del Santander es de 76.508 millones de euros, según datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME) hasta el 31 de mayo. Le siguen BBVA, con 58.029 millones; CaixaBank, con 38.854 millones; Banco Sabadell, con 10.545 millones; y Bankinter, con 7.298 millones. Todos juntos registraron en 2023 un total de 26.088 millones de euros en ganancias, un nuevo récord para la banca española en un escenario impulsado por los elevados tipos de interés.

Si se mira el valor de marca —adquirido a lo largo del tiempo por su propia marca y que hace que los consumidores prefieran o no sus productos frente a los de la competencia—, el orden también se mantiene. El informe Banking 500 2024 de la consultora Brand Finance sitúa en su ranking mundial al Banco Santander en el puesto número 13 dentro de una lista liderada por cuatro bancos chinos. Le siguen BBVA (puesto 47), CaixaBank (puesto 57), Sabadell (puesto 180) y Bankinter (puesto 212).

Vistos estos datos, también es relevante atender al histórico y analizar cómo han evolucionado estos bancos en los últimos 15 años en España. ¿Cuáles han sido las fusiones o adquisiciones más destacables que han protagonizado?

Banco Santander

A finales de siglo, el Banco Santander adquirió el Banco Español de Crédito (Banesto) en 1994 —cuya marca, también incluyendo a Banif, se integró definitivamente en el Santander en 2013— y en 1999 se fusionó con el Banco Central Hispano. Esto ya situó a la entidad en una posición de liderazgo, lo que no frenó su iniciativa de sumar otras operaciones financieras, como la adquisición del banco británico Abbey National en 2004 y parte del estadounidense Sovereign Bank en 2006.

Entre los movimientos más destacados del Santander en los últimos 15 años está la compra del Banco Popular por un euro en 2017, después de que esa entidad sufriera una crisis bursátil y de solvencia que lo llevó a la quiebra. Cabe recordar que el Popular ya había adquirido anteriormente el Banco Pastor, una entidad coruñesa que también quedó integrada en el Santander y acabó desapareció como entidad jurídica.

Actualmente, la entidad con sede en Boadilla del Monte (Madrid) es el mayor banco del mercado español y también opera en Reino Unido, Portugal, Polonia, así como en Estados Unidos, México, Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia, Chile y Perú.

El Santander cerró en 2023 con una capitalización de 61.300 millones de euros, un 34,8% más que el año anterior, según datos del Informe de Mercado de 2023 Bolsas y Mercados Españoles. Además, terminó ese año con un beneficio de casi 11.100 millones de euros, un 15,3% más que el ejercicio anterior, según sus cuentas de resultados.

BBVA

La entidad vasca adquirió en 2012 por un euro el banco catalán Unnim Banc —compuesto por Caixa Sabadell, Caixa Terrasa y Caixa Manlleu, que pasaron a pertenecer al BBVA—. Tres años después, en 2015, cerró la compra del Catalunya Banc por 1.165 millones de euros.

Ahora, 20 años después, intenta absorber otro banco catalán, el Sabadell, mediante una opa hostil con la que pretende conformar una nueva entidad que, de materializarse, se convertiría en uno de los primeros bancos en España y de gran peso en Europa. Cabe decir que BBVA ya intentó este mismo movimiento en 2020, pero no tuvo éxito por una falta de acuerdo en la ecuación del intercambio de acciones.

BBVA cerró 2023 con unas ganancias 8.000 millones de euros, un 26,1% más, como revela su cuenta de resultados [ver PDF].

CaixaBank

Tras un proceso de reestructuración del grupo La Caixa para adaptarse a la regulación bancaria, la entidad pasó a operar y cotizar como CaixaBank en 2011.

El banco catalán compró en 2012 Banca Cívica por casi 1.000 millones, una entidad conformada entonces por Caja Sol —que había absorbido Caja Guadalajara—, Caja Navarra, Caja de Burgos y Caja Canarias. El Banco de Valencia también pasó a manos de CaixaBank ese mismo año por la simbólica cantidad de un euro.

En 2014 cerró la compra de Barclays Bank SAU, que gestionaba el negocio de banca minorista, gestión de patrimonios y banca corporativa de la entidad británica en España. Tres años después lanzó una opa al Banco Portugués de Investimento (BPI) y pasó a controlar más del 80% de la entidad lusa.

Ya en 2021, CaixaBank persistía en su intento de convertirse en el primer banco español y se fusionó con Bankia, que ya tenía integradas cajas como Banco Mare Nostrum, Caja Madrid, Bancaja, Caja de Ávila, Caja Segoviana, Caja La Rioja y Caja Laietana, entre otras. Esta operación contó con el visto bueno del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), entidad a través de la cual el Estado era principal accionista de Bankia.

Actualmente, CaixaBank es el tercer banco en España y terminó 2023 con unas ganancias de 4.816 millones de euros, un 53,9% más que el ejercicio anterior, según sus resultados anuales.

Banco Sabadell

Esta entidad, de origen catalán, pero con sede social en Alicante, adquirió el Banco Atlántico en 2004 y el Banco Urquijo en 2006, y en los años posteriores protagonizó varios movimientos.

En 2010 lanzó una opa para adquirir el Banco Guipuzcoano, una operación que se finalizó en 2012, cuando también se adjudicó la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que había sido intervenida meses antes por problemas de solvencia. Sus últimos movimientos relevantes se dieron en 2013, cuando compró el Banco Gallego por un euro y se hizo con el negocio en España del grupo bancario británico Lloyds TSB.

El Sabadell actúa en España, pero también en Reino Unido, Estados Unidos, Portugal, Francia, Brasil, Bahamas y México, entre otros. Actualmente, Banco Sabadell se encuentra al otro lado del tablero y es el BBVA quien le ha lanzado una opa hostil a la que, de momento, el banco catalán se ha resistido porque considera que la oferta de la entidad vasca «infravalora» su compañía.

Según datos de la CNMV, Banco Sabadell ganó 1.332 millones de euros al cierre de 2023, un 55,1% más que en el ejercicio anterior.

Bankinter

Una de las operaciones recientes destacadas de Bankinter se remonta a 2015, cuando adquirió el negocio de banca minorista de Barclays en Portugal por 100 millones de euros. Después, la entidad con sede social en Madrid compró del negocio bancario de EVO Banco en España y su filial de consumo en Irlanda en 2019.

Además del entorno puramente bancario, también tiene peso en el sector de los seguros. Tras comprar al Royal Bank of Scotland el 50% de Línea Directa Aseguradora en 2009, diez años después consiguió el 100% del capital de la aseguradora.

El origen de Bankinter se remonta a 1965, cuando se constituyó como un banco industrial, con un reparto al 50% entre el Banco de Santander y el Bank of America. Sin embargo, no fue hasta 1972 cuando salió a bolsa con su nombre actual y se conformó como un banco comercial independiente de los dos anteriores.

Bankinter terminó 2023 con un beneficio neto de casi 845 millones de euros un 50,8% más que el año anterior.

Unicaja Banco

Unicaja Banco nació en 2011, sede social en Málaga, y fue fundado por Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Ronda, Cádiz, Almería, Málaga, Antequera y Jaén. Después de integrar a Caja España-Duero en 2011, tres años después adquirió el Banco Ceiss (Banco de Caja España de Inversiones de Salamanca y Soria). En 2018, los Consejos de Administración de Unicaja y EspañaDuero aprobaron un proyecto para fusionarse, después de operar en los cuatro años anteriores como matriz-filial.

En 2021 se fusionó con Liberbank, que estaba formado por Cajastur, CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura, y la operación contó con el visto bueno del Gobierno. Tras ese movimiento, Unicaja planteó el cierre de algunas oficinas y reducir la plantilla con el fin de ahorrar costes, algo que también sucedió cuando CaixaBank se fusionó con Bankia.

Según datos del IBEX 35 hasta el 15 de mayo de 2024, Unicaja Banco tiene una capitalización de 3.467 millones de euros. Asimismo, la entidad cerró 2023 con un beneficio neto de 267 millones de euros, según datos de la CNMV, un 4% menos que el ejercicio anterior.

Ibercaja

Ibercaja Banco fue fundada en 2011 por la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja. La entidad, con sede en Zaragoza, integró en 2013 a Caja 3, compuesta por Caja Inmaculada CAI, Caja Círculo Burgos y Caja Badajoz. En 2013 adquirió el 100% de esta entidad y la integración total se culminó en 2014. Por otro lado, intentó fusionarse con Liberbank en 2012, pero esto no llegó a buen puerto tras un informe de Oliver Wyman y las exigencias de capital que Liberbank necesitaba.

Además, la entidad aragonesa pospuso a comienzos de 2022 su salida a bolsa por las tensiones geopolíticas mundiales, y actualmente no es un objetivo inmediato contemplado en su plan estratégico.

Según datos publicados por la propia entidad, cerró el año 2023 con un beneficio neto de 304 millones de euros, un 67,4% más que el ejercicio anterior [ver PDF].

Kutxabank

Hasta 2010, hubo varios intentos de integrar las cajas de ahorro del País Vasco. Todo ello derivó en que finalmente surgiera Kutxabank en 2012, conformada por Kutxa, Caja Vital y BBK —que había absorbido Caja Sur—.

Así, los accionistas de Kutxabank son los de las tres antiguas cajas de ahorros fundadoras: el 57% de la propiedad corresponde al BBK; el 32%, a Kutxa; mientras que el 11% lo tiene Vital, como indica su memoria de 2020.

La entidad bilbaína obtuvo en 2023 un beneficio de 510,7 millones de euros, un 54,5% más que el año anterior, como indican sus resultados [ver PDF].

Abanca

La entidad gallega fue fundada en 2011 bajo el nombre NGC Banco y estaba formada por Caixa de Ahorros de Galicia, Vigo, Ourense e Pontevedra (NovaCaixaGalicia). En 2012 empezó a operar fuera de Galicia bajo el nombre comercial EVO Banco, que fue puesto a la venta junto al Banco Gallego en 2012 por el FROB. Finalmente, las oficinas de EVO Banco se vendieron a la firma de capital riesgo Apollo en 2013.

Ya en 2014, la entidad adoptó su denominación actual, Abanca, y en ese año también absorbió Banco Etcheverría, que era filial del Banesco y pasó a integrarse en la marca Abanca.

Más adelante, en 2019, cerró la compra de Banco Caixa Geral —una entidad de Vigo que era filial de la portuguesa Caixa Geral de Depósitos— y Abanca aumentó su presencia en las provincias más cercanas a Portugal. En 2019 también estuvo interesada en comprar Liberbank mientras esta se encontraba en pleno proceso de fusión con Unicaja Banco, aunque rechazó la vía de la opa hostil.

En 2021, Abanca se fusionó con la entidad vasca Bankoa para implantar su marca y operar en País Vasco, Navarra y La Rioja con la marca Bankoa Abanca. En 2022 se hizo con Novo Banco, entidad portuguesa, con el fin de tener «potencial de crecimiento en líneas como la actividad aseguradora». La operación más reciente se dio en otoño de 2023, cuando compró TargoBank al BFCM (Banque Fédérative du Crédit Mutuel).

La entidad cerró 2023 con un beneficio de 711,3 millones de euros, el triple que el ejercicio anterior, como indican sus resultados.

Cajamar

Cajamar Caja Rural, con sede en Almería, es resultado de las cajas rurales de Andalucía oriental, Murcia, Madrid, Castilla y León, Baleares, Comunidad Valenciana y Canarias. La entidad actual tiene origen en el año 2000, cuando adoptó el nombre de Cajamar Caja Rural y aceleró un proceso de expansión por la geografía del país. Actualmente está formada por 19 entidades y es una filial del Banco de Crédito Cooperativo, que asume la dirección.

Antes del año 2000, la Caja Rural de Almería operaba en Murcia y Barcelona, mientras que la Caja Rural de Málaga lo hacía en Cádiz, Madrid, Melilla y Ceuta. Con el nuevo siglo empezó su expansión a nivel nacional y pasó a estar presente en otras regiones: llegó en 2003 a Castilla y León y Comunidad Valenciana, en 2006 se asentó en Aragón y Castilla-La Mancha y en 2007 ya operaba en Baleares. En 2008 se estableció en Cantabria y en Asturias en 2009, una expansión que fue completando con los años hasta llegar a Extremadura en 2016 y a País Vasco en 2020.

En medio de este proceso, en 2019, Cajamar se convirtió en el primer Sistema Institucional de Protección (SIP) de España. El Grupo Cajamar terminó el año 2023 con un beneficio de 127 millones de euros, un 67,6% más que en el ejercicio anterior.

En www.rtve.es

ShopyMoon - Climatización & Hogar