El Gobierno español se suma al rescate de Siemens Gamesa con una línea de avales bancarios | Economía



Un aerogenerador fabricado por Siemens Gamesa, frente a las costas de Gran Canaria.BORJA SUAREZ (REUTERS)

España también se involucra en el futuro rescate de Siemens Gamesa. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha afirmado a última hora de la tarde de este martes estar “trabajando en una posible línea de avales bancarios para nuevos contratos en el exterior” de la empresa con sede en Zamudio (Bizkaia). Esta línea contaría con la cobertura de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), “por cuenta del Estado”. Para que cristalice este acuerdo, fuentes ministeriales confirman estar “en conversaciones tanto con la empresa como con los bancos potencialmente interesados”.

El anuncio de la implicación de España en el rescate de Siemens Gamesa llega solo unas horas después de que el ministro alemán de Economía, Robert Habeck, confirmase que el esquema público germano para frenar la agonía de la matriz de la española, Siemens Energy, está a punto. La empresa dará detalles al respecto en la rueda de prensa de presentación de resultados, a primera hora de la mañana de este miércoles.

“El futuro de Siemens Gamesa en España es una prioridad para el Gobierno español”, apuntan desde el Ministerio de Industria, que afirma estar en “continuo contacto con los sindicatos con el objetivo de proteger el empleo y las capacidades productivas de las diferentes plantas” que la firma de aerogeneradores tiene en España. “La empresa es clave y debe jugar un papel importante en la soberanía energética por lo que, antes de tomar medidas drásticas, debemos sentarnos y analizar todas las posibilidades que nos ofrecerá la regulación de renovables de la UE”.

El Ejecutivo en funciones dice ser “consciente” de la “enorme relevancia” de la energía eólica y de su cadena de valor para la transición verde: “Contamos con una cadena de valor robusta y muy competitiva, con más de 250 centros industriales, y con profesionales altamente cualificados”.

Siemens Energy integró plenamente Gamesa, como una filial más, en diciembre del año pasado tras lanzar una OPA por la tercera parte del capital que aún no controlaba. Lejos de ser una operación de crecimiento, el movimiento era una forma de tomar plenamente el control de una compañía que opera en un sector con mucho futuro pero cuyo presente es todo menos halagüeño.

Los problemas en su plataforma para aerogeneradores marinos se han multiplicado, y los sobrecostes provocados por la subida de las materias primas —cuya cotización actual es mucho mayor de la que la empresa previó cuando firmó los contratos de entrega— han sido una constante en los últimos años.

Tras más de cuatro décadas de beneficios casi ininterrumpidos, la firma vasca ha mutado en los últimos tiempos en un animal de muy distinto pelaje: en 2021 las pérdidas rozaron los 630 millones, una cifra que creció hasta los 940 millones en 2022 por los problemas de diseño de sus aerogeneradores de nuevo cuño. El ejercicio pasado fue el peor de su historia, superando incluso los 918 millones de 2020, el infausto año de la pandemia.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

En elpais.com