El euríbor vuelve a subir y cierra julio en el 4,149%







El euríbor cierra julio en el 4,149%, su cota más alta desde noviembre de 2008, según los datos publicados por el Banco de España y encarece las hipotecas a tipo variable con revisión anual, que son aproximadamente dos de cada cinco nuevos préstamos hipotecarios.

El interés del euríbor está en niveles similares a los de finales de 2008, poco antes de que estallará la crisis financiera e inmobiliaria con la quiebra de Lehman Brothers.

Así, una hipoteca tipo de 150.000 euros a un plazo de 30 años, y que tenga un diferencial de euríbor +1%, pasa de los 550,21 euros de cuota mensual a los 796,63 euros: son 246,42 euros más. A lo largo del año, supone un desembolso adicional de casi 3.000 euros (2.957 euros más).

El dato definitivo del 4,149 supera el 4,007 con el que cerró el pasado mes de junio. Además, es muy superior al euribor de julio de 2022, cuando era del 0,992%.

El precio más alto del euríbor este mes fue alcanzado el pasado 7 de julio, cuando se situó en el 4,193%.

El euríbor continúa subiendo mes a mes de forma paralela a los incrementos de tipos llevados a cabo por los bancos centrales. En su última reunión, el Banco Central Europeo (BCE) elevó los tipos en un cuarto de punto, hasta una tasa del 4,25%.

Por su parte, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) subió los tipos de interés hasta el 5,5%, su máximo en 22 años. Ambas instituciones han avanzado próximos incrementos en lo que queda de año para conseguir reducir la inflación al objetivo del 2%.

La política monetaria influye en las hipotecas, ya que los bancos endurecen aún más las condiciones de financiación a sus clientes y, además, estos ven cómo su cuota mensual se incrementa en cada revisión.

Fin de la subida de tipos

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, estima que la subida de los tipos de interés «está llegando a su fin» y que a partir de mediados de 2024 las hipotecas empezarán a «repreciarse en negativo», es decir, con tipos de interés más bajos, por lo que las variables actualizarían sus cuotas a la baja.

Gortázar ha apuntado que, con las decisiones que está tomando el BCE, el euribor «a finales del año va a bajar del 4%», con lo que ha concluido que «el problema -de las subidas de las cuotas de las hipotecas- va a ir a menos, no a más».

Distinta es la opinión de los analistas de HelpMyCash y Hipoo que vaticinan que el euríbor seguirá su tendencia alcista hasta situarse en torno al 4,5% o incluso por encima a final de año, a no ser que la inflación de la eurozona baje con fuerza (en julo ha cedido hasta el 5,3%)

La escalada de las tasas de interés ha llevado a las familias españolas a refugiarse en las hipotecas a tipo fijo por temor al euríbor. Cada vez más hipotecados cambian las condiciones de sus préstamos. Además las asociaciones de consumidores recomiendan reducir los servicios vinculados con el banco, como tarjetas o seguros.

En www.rtve.es