El euríbor da un ‘respiro’ en agosto y baja al 4,07%, su primera caída en 19 meses

[ad_1]




El euríbor a 12 meses, indicador de referencia en la mayoría de préstamos hipotecarios a tipo variable en España, dará un pequeño ‘respiro’ en agosto, ya que se situará en torno al 4,073%, su primera caída en 19 meses.

Se trata de un dato basado en una media mensual y que aún tendrá que confirmar el Banco de España, pero finalmente concuerda con esa cifra, el índice Se situará por debajo del 4,149% de la tasa mensual registrada en julio, entonces su nivel más alto desde 2008. Sin embargo, está por encima del 1,249% de agosto de 2022.

Así, una persona que tenga contratada una hipoteca variable de 150.000 euros a 30 años y con un diferencial del 0,99% más Euríbor y deba revisar su tipo de interés en el mes de agosto, registre un aumento de su cuota hipotecaria de unos 238 euros al mes, frente a la subida de 265 euros que se registraba en julio. De esta forma, su cuota hipotecaria pasaría en agosto de unos 572 euros a unos 810 euros por mes.

Los expertos prevén más repuntes a partir de septiembre

El director de hipotecas del comparador iAhorro, Simone Colombelli, se muestra cauto y recuerda que agosto es, históricamente, un mes de bajadas porque se paraliza todo. «Lo más probable es que volvamos a ver más repuntes del euríbor a partir de septiembre. Yo no diría que lo que estamos viendo es una tendencia a la baja como tal, sino una pequeña estacionalidad en los datos», apunta el experto.

De esta forma, el comparador indica que en agosto el euríbor tiende a la baja o a registrar mínimos aumentos o descensos que no son «significativos» para el mercado. Así, Colombelli recuerda que durante en agosto de 2022 el índice se situó en un 1,249%, tan solo dos décimas y media por encima del 0,992% de julio, lo «que puede parecer una buena subida, pero al compararla con el aumento tan drástico registrado en septiembre, de casi un punto porcentual, hasta el 2,233%, se podría decir que fue mínima».

Bajada de tipos de interés a finales de 2024 y comienzos de 2025

Asimismo, apunta al hecho de que los tipos de interés hayan superado al euríbor en los últimos dos meses no ocurría desde que el indicador se posicionó en negativo y los tipos al 0%. Colombelli explica que esto se debe a que la subida acordada por el Banco Central Europeo (BCE) en julio fue de solo 0,25 puntos porcentuales. «Cuando entramos en un entorno de subidas más pequeñas, el empuje al euríbor es menor», indica.

Además, señala que si se produce una nueva subida en septiembre no quiere decir que todos los meses vaya a producirse algo similar: «En este final de 2023 y principios de 2024 no veremos subidas continuadas de tipos, sino que, de vez en cuando, para ir bajando la inflación (que en algunos países de la UE está más controlada y en otros menos), el BCE tomará la decisión de aumentarlos, mantenerlos, e incluso puede que de disminuirlos», afirma.

Sobre una posible subida de tipos en septiembre, Colombelli cree que no superará los 25 puntos básicos. Sin embargo, el comparador no prevé «grandes cambios» en el último trimestre de 2023, de tal manera que el euríbor seguirá «más o menos» como hasta ahora, con ligeras subidas y bajadas. Para 2024, iAhorro también prevé un año complicado, aunque de transición hacia una bajada a finales del ejercicio próximo y comienzos del 2025.

Adaptarse al BCE

Por su parte, el especialista en hipotecas de HelpMyCash, Miquel Riera, explica que la ligera bajada en agosto refleja que las entidades están aplicando unos intereses más reducidos sobre sus préstamos interbancarios porque prevén que el BCE dejará de aumentar sus tipos a medio plazo. «Es decir, que adaptan sus precios a la pausa que esperan que se produzca dentro de los próximos 12 meses», añade.

Este comparador también ve probable que el BCE aplique una nueva subida de tipos en septiembre u octubre con el fin de contener la inflación, por lo que el euríbor podría seguir cotizando ligeramente al alza en los próximos meses y que se estabilizará en torno al 4% y el 4,5% antes de que acabe el año; por debajo, sin embargo, del tipo de interés aplicado por el BCE.

No obstante, desde el comparador no descartan que el BCE pueda pausar ya las subidas de tipos, tal y como vaticinan varios actores del mercado financiero. Ahora bien, para que eso suceda, HelpMyCash cree que deberían darse dos condicionantes: que la inflación de la eurozona baje a un mayor ritmo del esperado en agosto o septiembre y que la economía del continente se encuentre al borde de la recesión en el tercer trimestre.

En www.rtve.es