El Banco de Inglaterra sube los tipos hasta el 5,25%







El Banco de Inglaterra ha elevado los tipos de interés un cuarto de punto hasta el 5,25%, el nivel más alto en 15 años, a fin de controlar la inflación interanual, que roza el 8% y cuadruplica el objetivo de la entidad.

Esta es la decimocuarta subida consecutiva del precio del dinero, decidida al término de la reunión del Comité de Política Monetaria de la entidad emisora inglesa, cuyo objetivo es controlar la inflación para que se mantenga en el 2%, el mismo umbral que se fija el Banco Central Europeo.

Según los últimos datos oficiales, el indice de precios al consumo (IPC) del Reino Unido se situó en el 7,9% en los doce meses hasta el pasado junio, frente a un 8,7% interanual en mayo.

Precios disparados de los alimentos

Seis miembros del comité votaron a favor del incremento de los tipos, mientras que tres lo hicieron en contra. Al justificar la medida, la entidad subrayó que la inflación está bajando pero aún está en niveles muy elevados y agregó que decidió la subida para asegurar la tendencia a la baja de los precios.

Además, avisó que espera que la inflación interanual descienda considerablemente este año y que pueda alcanzar su objetivo del 2% a principios de 2025.

«La inflación de los precios de los alimentos, que tiene un impacto especialmente importante en el coste de vida de las familias de bajos ingresos, debido a que constituye una mayor parte de los presupuestos de estas familias, es aún extremadamente alta«, indica el banco.

Objetivo de Sunak: bajar la inflación

El ministro de Economía, Jeremy Hunt, recuerda que, «si nos atenemos al plan (para bajar la inflación), el banco pronostica que la inflación estará por debajo del 3% dentro de un año sin que la economía entre en recesión«. «Pero eso no significa que sea fácil para las familias afrontar facturas hipotecarias más altas, así que continuaremos haciendo lo que podamos para ayudar a los hogares», añade.

El Gobierno conservador de Rishi Sunak se ha marcado como objetivo bajar la inflación este año, después de que se disparara por el alza de los precios energéticos a causa de la guerra en Ucrania.

Además de inflación, el Reino Unido tiene una deuda pública de 2,59 billones de libras (3,01 billones de euros), un 100,8% del producto interior bruto (PIB) del país, con lo que se mantiene en niveles no vistos desde 1960, según la Oficina Nacional de Estadísticas.
 

En www.rtve.es