Armas en lugar de piezas de automóvil en Alemania: cómo Rheinmetall absorbe los trabajadores de la industria del motor | Empresas

Armas en lugar de piezas de automóvil en Alemania: cómo Rheinmetall absorbe los trabajadores de la industria del motor | Empresas


ShopyMoon - Climatización & Hogar


Lo que para unos es una mala racha, para otros es una oportunidad. El desequilibrio actual en el mercado laboral alemán ha provocado que mientras numerosas empresas buscan desesperadamente mano de obra cualificada, otras, de industrias como la del motor, no estén pasando por su mejor momento y se vean obligadas a suprimir miles de puestos de trabajo.

Este es el caso de Continental, que como otros proveedores del sector automovilístico, está recortando su plantilla. Al mismo tiempo, la mayor empresa de defensa alemana, Rheinmetall, busca desesperadamente personal para poder hacer frente al ingente aumento de pedidos derivados de la guerra en Ucrania. Según Rheinmetall, este año necesita cubrir 5.000 puestos en Alemania debido a la elevada demanda de equipos de defensa. Esto empujó a ambas empresas a acordar recientemente una colaboración para que los empleados de Continental que se vean afectados por la reorganización de la empresa ocupen puestos de trabajo en Rheinmetall. En caso necesario, Continental ofrecerá incluso formación continua a los empleados.

En el pasado, las empresas de defensa solían tener mala imagen entre los candidatos, pero la invasión rusa de Ucrania ha hecho que esta controvertida industria se vea ahora de otra manera. Casi ninguna otra empresa alemana crece tan rápido como Rheinmetall. Sólo este año, la empresa con sede en Düsseldorf, fundada en 1889, prevé un aumento del volumen de negocios de alrededor del 40% en comparación con el año anterior. En consecuencia, la necesidad de personal también aumenta y planea incrementar su plantilla —actualmente de cerca de 30.000 trabajadores en 174 emplazamientos en todo el mundo— en más de un 10%. No es la única empresa de defensa en auge. El sector habla de la mayor oleada de contrataciones desde el final de la Guerra Fría.

El pasado año, el grupo alemán registró un volumen de negocio de casi 7.200 millones de euros (un 12% más que en 2022) y un resultado operativo (EBIT) de 918 millones de euros (un 19% más que el año anterior). El panorama es muy diferente en Continental. El proveedor automovilístico está sufriendo las consecuencias de la transición de la movilidad desde los motores de combustión tradicionales hacia los coches eléctricos. Por ello, quiere suprimir miles de puestos de trabajo en los próximos años. En concreto, hace casi un año, anunció que cerraría su deficitaria fábrica de frenos y piezas de suspensión en Gifhorn a finales de 2027 y, desde entonces, ha estado buscando empresas que se hagan cargo de parte de los 900 empleados. También se cerrarán las plantas de Schwalbach y Wetzlar, en el Estado federado de Hesse.

Por su parte, Rheinmetall está construyendo una nueva fábrica de municiones en Unterlüss, donde se espera que la producción comience ya el año que viene. Esta localidad en el norte de Alemania es ya el mayor centro de producción de la empresa de defensa y está a unos 50 kilómetros al sur de Gifhorn. Además de municiones, aquí también se fabrican vehículos militares como el de combate de infantería Puma. Así, mientras la empresa armamentística busca casi desesperadamente personas con conocimientos de metalurgia y electrónica, Continental quiere deshacerse en masa precisamente de esos especialistas.

“Continental y Rheinmetall han firmado un memorando de entendimiento sobre cooperación en el contexto de la reactivación de la industria de defensa. El objetivo del acuerdo es cubrir las necesidades de personal en rápido crecimiento de Rheinmetall en los próximos años en parte con empleados de Continental afectados por la transformación”, escribieron las dos empresas en un comunicado conjunto. No será el único contrato de este tipo.

“Estamos recibiendo personas bien formadas que proceden de una empresa con una cultura similar y que nos entienden”, declaró el director de recursos humanos de Rheinmetall, Peter Sebastian Krause, que también adelantó que están trabajando en otras colaboraciones similares “con otros socios industriales de renombre de una amplia gama de sectores”.

La colaboración se prolongará hasta 2028 para que todos los trabajadores que lo deseen puedan recibir los cursos de formación adecuados para cambiarse de empresa. “Los profundos cambios que se están produciendo en todos los sectores sólo pueden superarse juntos”, declaró Ariane Reinhart, directora de recursos humanos de Continental. De momento, Rheinmetall ya ha organizado varias ferias de empleo en filiales de Continental donde al menos 500 empleados mostraron su interés, principalmente ingenieros de software, según declaraciones de la empresa al diario alemán Süddeutsche Zeitung.

Otras empresas también se beneficiarán de la reestructuración de Continental. El fabricante de tecnología de la construcción Stiebel Eltron ya había anunciado que se haría cargo de parte de la planta de Gifhorn y de 300 empleados para fabricar allí en el futuro piezas para bombas de calor. Mientras, Siemens Mobility quiere contratar hasta 100 empleados para su planta de tecnología ferroviaria de Braunschweig.

Desde el inicio de la guerra de agresión rusa contra Ucrania, hace ya más de dos años, los países de la OTAN han destinado mucho dinero para renovar sus ejércitos, entre ellos el Gobierno alemán, que acordó en 2022 un fondo especial de 100.000 millones de euros para modernizar su ejército ante la amenaza rusa. Rheinmetall es una de las empresas que se benefician del aumento de esta demanda y del nuevo cambio de era del que habló al inicio de la guerra el canciller alemán, Olaf Scholz, y que el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, ha recalcado en todo momento desde entonces a la hora de poner en marcha sus planes de reforma de las Fuerzas Armadas alemanas para hacerlas más eficientes y que el país esté, como él mismo apunta, “preparado para la guerra”.

Este cambio de tiempos, impulsó a la empresa alemana a firmar un acuerdo publicitario de tres años de duración con el club de fútbol Borussia Dortmund poco antes de la final de la Liga de Campeones. Sin embargo, subestimó la oposición de los aficionados que no acogieron bien la noticia. Se desató toda una oleada de críticas contra el club que señalaban que la publicidad de empresas armamentísticas no tiene cabida en los estadios. En su opinión, apoyar a Ucrania y reforzar las capacidades de defensa de Europa no es lo mismo que “normalizar” las guerras y las armas.

En concreto, Rheinmetall vende tanques, artillería, sistemas de defensa antiaérea, camiones militares y munición. Según el grupo, su cartera de pedidos alcanzó otro máximo histórico en 2023 con 38.300 millones de euros, lo que supone un aumento del 44% (en 2022 la cifra se situó en los 26.600 millones de euros). Pero además de reponer y modernizar los arsenales de la OTAN, Rheinmetall también fabrica equipos militares para Ucrania y fundó en octubre de 2023 en Kiev una empresa conjunta con la compañía estatal ucraniana Ukrainian Defense Industry JSC (antes Ukroboronprom): Rheinmetall Ukrainian Defense Industry LLC. En la actualidad, ya se realizan trabajos de mantenimiento y reparación en vehículos de combate.

En un segundo paso, también se fabricarán en Ucrania vehículos blindados, como los vehículos blindados de transporte Fuchs, los vehículos de combate de infantería Lynx y los carros de combate principales Panther. Asimismo, esta semana Rheinmetall informó que quiere combinar el sistema de defensa antiaérea “Skyranger” con los tanques Leopard 1 suministrados por Alemania para defenderse de los drones. Ucrania ya ha recibido 50 tanques Leopard 1 A5 desde el inicio de la guerra de agresión rusa, pero no con este equipamiento especial.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti

¡Apúntate!

En cincodias.elpais.com

ShopyMoon - Climatización & Hogar