8 de cada 10 viviendas en alquiler estn obsoletas y no cumplen la eficiencia energtica obligatoria: por qu no se controla

8 de cada 10 viviendas en alquiler estn obsoletas y no cumplen la eficiencia energtica obligatoria: por qu no se controla


ShopyMoon - Climatización & Hogar

Actualizado

Alrededor de 3,5 millones de viviendas en Espaa se destinan al alquiler. Dentro de este grupo, el 83,81% tienen una calificacin energtica E, F, y G (los grados ms bajos de certificacin energtica, donde la A es el nivel de mayor eficiencia energtica, y la G, el de menor).

Del total de las viviendas en alquiler, un 16,2% s tienen una calificacin energtica eficiente (etiquetas de tipo A, B, C o D), segn informa un avance del estudio «La evolucin de la calificacin energtica de las viviendas en alquiler en Espaa«, elaborado por el Observatorio del Alquiler y Sociedad de Tasacin, que ser publicado en septiembre.

En el lado opuesto, el 63,31% de las viviendas en alquiler tiene una calificacin en el rango E, «susceptible de mejorar«, segn cita el mismo informe, mientras que el 21,5% obtienen una calificacin de F o G, las menos eficientes de todas.

Estas calificaciones (o etiquetas) miden la eficiencia energtica de las viviendas, es decir, la cantidad de energa que requieren para cubrir las necesidades de sus habitantes en trminos de climatizacin, agua caliente o electricidad. Dichas certificaciones son obligatorias desde 2013, segn explica Sergio Cardona, analista del Observatorio del alquiler de la Fundacin Alquiler Seguro, a EL MUNDO. «Cualquier vivienda que se va a promocionar, sea en venta o en alquiler, tiene que traer un certificado y una calificacin», indica el experto. El procedimiento de certificacin lo lleva a cabo un arquitecto o tcnico competente, mediante una visita a la vivienda y el uso de una programa informtico autorizado. Dichos certificados se registran y pueden ser observados desde una web pblica, aade Cardona.

De forma general, la eficiencia se ve influida por el ao de construccin del inmueble, el clima de la zona en la que se encuentra, o el tipo de la vivienda. «Hay muchas viviendas construidas en Espaa anteriores a 1980 que, por ejemplo, no hay aislamiento trmico en la fachada. Esto ya hace que la calificacin energtica empeore», explica Cardona.

En el informe destacan el caso de Barcelona, donde hay un gran nmero de construcciones antiguas y una concentracin del 26,73% de viviendas de tipo F y G. Si en lugar de la antigedad se observase el clima, en el caso de una atmsfera ms templada como es la canaria, el 56,24% de los inmuebles tienen una calificacin de tipo F o G.

La regulacin no prohbe que una vivienda que ha obtenido una calificacin F o G en su etiqueta energtica sea vendida o alquilada, «simplemente refleja una realidad», explica Cardona.

Pese a que el certificado energtico tiene un carcter informativo, resulta interesante conocer este aspecto de un inmueble, dado que la ineficiencia energtica se traduce en un mayor uso de calefaccin o aire acondicionado, lo que supone un gasto de electricidad (y econmico) superior para sus habitantes. Por ello, en una vivienda que tenga una etiqueta A, B o C, habr un menor consumo de energa (y de emisiones).

La regulacin europea

La Unin Europea (UE) establece una directiva relativa a la eficiencia energtica de los edificios, que compromete a sus estados miembros a reducir el consumo energtico de las viviendas residenciales en un 16%, con respecto a los datos de 2022, y para el ao 2030. Esta previsin podra alcanzar el 20% y el 22% en las previsiones para 2035.

Y Cardona aade: «Lo que se solicita desde la UE es que un porcentaje importante de esa disminucin en el consumo de energa provenga de mejorar esas viviendas menos eficientes».

Para lograr ese objetivo europeo, Espaa tendra que tomar medidas para mejorar 23,5 millones de viviendas con una calificacin energtica de E, F o G. Sin embargo, y segn avanza el informe, nuestro pas no habra presentado todava su plan para lograr este objetivo.

En www.elmundo.es

ShopyMoon - Climatización & Hogar